Publicado 21/02/2024 08:01

Julia Navarro.- De errores y otros asuntos

MADRID, 21 Feb. (OTR/PRESS) -

Pues sí, yo estaba entre quienes pensaban que a Núñez Feijóo le iba a pasar factura la metedura de pata por confesar a un grupo de periodistas, a una semana de las elecciones, que su partido había hablado con Carles Puigdemont de amnistía e indultos.

No ha sido así, lo cual demuestra que, en ocasiones, lo obvio en política no tiene porque ser lo más certero y sobre todo lo fácil que es dejarse llevar por la propaganda imperante.

Pero, yendo al meollo de la cuestión, me parece importante destacar que en realidad el PP viene ganando las elecciones. Ganó las últimas municipales y autonómicas, ganó las generales y ahora ha ganado las gallegas. Lo que sucede es que vivimos inmersos en el espejismo de que es Pedro Sánchez quién gobierna. La realidad es que Sánchez ha perdido elección tras elección y que si no fuera por Podemos en su momento y por los partidos independentistas siempre, no estaría gobernando.

Ese es el quid del asunto, hay una parte importante, más de la mitad de los ciudadanos que llevan tiempo sin otorgar su confianza al PSOE, seguramente porque este partido ha dejado de parecerse a la mayoría de la ciudadanía.

Así las cosas tampoco se puede pasar por alto que a pesar de su permanente campaña de imagen Yolanda Díaz no convence. Su fracaso en Galicia, su tierra, es estrepitoso y la verdad es que su ausencia la noche electoral dice poco de ella. Le falto la gallardía de salir a dar la cara.

No, Sumar no suma, al menos hasta ahora. En cuanto a Podemos se ha quedado en el chasis. Ya no convence y no les vendría mal a sus dirigentes un pelín menos de soberbia y reflexionar el porqué los votantes les han abandonado. A lo mejor es que su gestión en el Gobierno ha provocado más rechazo que aplausos en el grueso de la ciudadanía.

Y VOX... bueno Vox es punto y aparte. Es un partido que se ha convertido en un medio de vida para unos cuantos a los que si de verdad les preocupara el país lo mejor que podrían hacer es disolverse y dejar de fastidiar al PP. Porque el mayor enemigo del PP no es otro que VOX, que le resta votos. Amén de que no me cansaré de decir que Abascal y los suyos parecen haberse escapado de un NODO.

En cuanto al futuro, sabiendo como se las gasta, Pedro Sánchez hará lo imposible para que su amnistía salga adelante por más que sepa que es una medida rechazada por la inmensa mayoría de los ciudadanos a excepción claro de los independentistas y de quienes militan en la obediencia debida a él, ya sea por fidelidad al partido o porque defienden sus propios intereses.

Lo cierto es que el resultado de las elecciones en Galicia tiene un efecto dinamizador para el futuro inmediato. Ahora lo interesante será observar cómo mueven ficha los protagonistas del triunfo y los del fracaso.