Actualizado 05/03/2013 10:40 CET

La Casa Blanca afirma que el desbloqueo de teléfonos móviles debería ser legal

Recurso smartphones
PHIL ROEDER FLICKR CC

WASHINGTON, 5 Mar. (Reuters/Portaltic) -

Los usuarios de teléfonos móviles deben tener la oportunidad de cambiarse a cualquier operador de telefonía móvil, según ha asegurado la Casa Blanca este lunes en respuesta a una petición online contra la reciente prohibición de esta práctica.

Más de 100.000 personas firmaron la petición para protestar contra la prohibición de conmutación impuesta por el Congreso, que entró en vigor el pasado mes de enero. La cuestión es si los compradores de teléfonos móviles, que reciben nuevos dispositivos a un precio altamente subvencionado a cambio de comprometerse con contratos a largo plazo, deben ser capaces de llevar sus dispositivos con ellos cuando cambian de operador.

Muchos en la industria de las telecomunicaciones sostienen que los teléfonos móviles deben ser "cerrados" -o pueden moverse libremente a través de las redes- debido a los enormes subsidios que las compañías proporcionen, de manera efectiva, colocándolos en las manos de más personas.

La petición argumenta que la prevención de "desbloqueo" reduce las opciones de los consumidores y el valor de reventa de teléfonos, que puede costar cientos de dólares sin subsidios a compañías como AT&T, Verizon Wireless y Sprint.

"La Casa Blanca está de acuerdo con los más de 114.000 de usuarios que creen que los consumidores deben ser capaces de desbloquear sus teléfonos móviles sin correr el riesgo de sanciones penales o de otro tipo", según ha escrito el asesor senior de Internet, Innovación y Privacidad de la administración Obama, R. David Edelman, en respuesta de la Casa Blanca.

"Esto es particularmente importante para los dispositivos móviles de segunda mano o de otro tipo que usted puede comprar o recibir como regalo y quiere activar la red inalámbrica que se adapte a sus necesidades -incluso si no es aquella con la que se activó el dispositivo-. Todos los consumidores merecen flexibilidad".

La Biblioteca del Congreso, que, entre otras cosas, es responsable de establecer las normas y decidir sobre las excepciones relacionadas con la Digital Millennium Copyright Act ha dicho este lunes que su intención no era suplantar la discusión de políticas públicas.

La Biblioteca del Congreso se involucró a finales del año pasado, durante una sesión de la reglamentación realizada por el Registro de Derechos de Autor, que asesora a la organización. Participantes no identificados en el proceso de reglamentación planteó la cuestión. Posteriormente decidió que los teléfonos móviles ya no debe quedar exentos de la sección pertinente de la ley de derechos de autor, lo que provocó la prohibición de enero de "desbloquearlos".