Cuatro detenidos y 131 imputados por falsificar certificados médicos en localidades de la Sierra

Actualizado 03/10/2011 16:31:08 CET

Se observó que había personas de más de 70, 80 y 90 años que superaban las pruebas de aptitud sin problemas

CÁDIZ, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil, en el marco de la Operación "Jeromia", ha detenido a cuatro personas y ha imputado a 131 en diversas localidades de la Sierra de Cádiz acusadas de falsificar certificados médicos a cambio de dinero sin cumplir con los preceptos legales que marca la ley para la superación de los mismos.

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, los hechos ocurrieron cuando los guardias civiles de la Intervención de Armas de Villamartín (Cádiz), observaron una serie de irregularidades en los Certificados de Aptitudes Psicofísicas para la tramitación de la documentación relacionada con armas, existiendo la sospecha de que las personas interesadas hubiesen pasado el reconocimiento médico que acreditaban.

Por estos hechos se pasó el caso a la Unidad Orgánica de Policía Judicial, quien comenzó las investigaciones pertinentes, desvelando que desde un centro médico de la Sierra, se estaban expidiendo gran cantidad de certificados médicos con la firma de una facultativa, que siendo la única médico capacitada al efecto en la clínica para dicho menester, se encontraba de vacaciones en las fechas en las que se expidieron parte de los certificados investigados.

Por otro lado, se determinó que en un establecimiento de Algar se recibían documentaciones de personas, que tras abonar una cantidad de dinero, recibían en el plazo de una semana el correspondiente certificado médico sin haber pasado por centro médico alguno. En otros casos, la parte de reconocimiento propiamente médica, la realizaba una persona que carecía de la titulación necesaria para realizarla, utilizando la firma de la facultativa anteriormente citada.

Por todo ello, se ha procedido a la detención de J.G.G., de 63 años, natural y vecino de Algar, como presunto autor de un delito de falsedad documental continuada, siendo el propietario del establecimiento de Algar donde se recibían las documentaciones.

Asimismo, ha resultado detenido N.A.J.P. de 66 años, natural de Puerto Rico y vecino de Bormujos (Sevilla), como presunto autor de los delitos de falsedad documental continuada e intrusismo. Esta persona es psicólogo y propietario del centro médico donde se expedían los certificados.

Igualmente, ha sido detenido L.N.G. de 69 años de edad, natural de Lleida y vecino de Cádiz, como presunto autor de un delito continuado de falsedad documental, ya que era la que presuntamente recepcionaba las documentaciones que le entregaba el primer detenido para la confección de los certificados médicos en su propia consulta, donde realizaba asimismo las pruebas psicotécnicas de los test de aptitud sin tener la titulación necesaria

Finalmente, ha sido detenido J.J.B., vecino de San José del Valle, quién supuestamente se encargaba de tramitar toda la documentación a los vecinos de esa localidad sin que tuvieran que pasar por ninguna clínica autorizada para el certificado médico.

Además, se ha procedido a la imputación de 131 personas, por haber obtenido los certificados médicos en las fechas que se investigan, teniendo que distinguir a posteriori entre las personas que lo obtuvieron sin haber pasado por la clínica, y los que acudieron a la misma y fueron atendidos por una persona que se hizo pasar por médico.

La operación se ha desarrollado en las localidades de Bornos, Espera, Puerto Serrano, Algodonales, Setenil de las Bodegas, Olvera, El Gastor, Villamartín, Alcalá del Valle, Ubrique, Prado Del Rey, Arcos de la Frontera, Zahara de la Sierra, El Bosque, Torre Alháquime, Benamahoma, Algar, Grazalema y San Jose del Valle.

En los certificados médicos, se observó que había personas de más de 70, 80 y 90 años que superaban las pruebas de aptitud en dicho centro médico sin problemas.