Ayuntamiento inicia la licitación de obras para reducir el impacto de toallitas y malos olores en la EDAR Guadalhorce

Toallitas, residuos, EDAR
AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA
Publicado 06/02/2018 15:05:10CET

MÁLAGA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Málaga, por medio de la empresa municipal de aguas, Emasa, ha iniciado la licitación de las obras necesarias para reducir el impacto de las toallitas y los malos olores en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Guadalhorce.

Los dos proyectos que salen a concurso contemplan la construcción en la depuradora de una estación de tratamiento de aguas de tormenta y un nuevo sistema de descarga de camiones cisterna, según han informado desde el Ayuntamiento.

Ambas actuaciones suman un presupuesto de 1.257.848 euros --sin IVA--, divididos en dos licitaciones, una para la obra civil de estas nuevas infraestructuras y otra para los equipos necesarios para su funcionamiento, han apuntado a través de un comunicado.

El expediente de licitación de obra civil consta de dos lotes que suman un presupuesto de 882.848 euros. El primero, por importe de 699.707 euros, está destinado a la construcción de la estación de aguas de tormenta, y el segundo, por importe de 183.140 euros, para las obras del nuevo sistema de descarga de camiones cisterna. Estos dos lotes tendrán un único adjudicatario y no se aceptarán variantes en las ofertas. El plazo de ejecución previsto para ambas obras es de seis meses.

Por su parte, la licitación para la adquisición de los equipos necesarios de las nuevas instalaciones cuenta con un presupuesto total de 375.000 euros y está dividida en cuatro lotes.

El primer lote, por importe de 90.000 euros, corresponde al suministro, instalación y puesta en marcha de un sistema para la compactación de los residuos sólidos; mientras que el segundo, dotado con 75.000 euros, está destinado a la adquisición y puesta en servicio de un nuevo sistema clasificador de arenas para la fase de pretratamiento de la depuradora.

El tercer lote, con un presupuesto de 150.000 euros, tiene por objeto la compra de tres nuevos tamices para eliminar los sólidos de más de tres milímetros de grosor que recibe la planta; y el cuarto, por importe 60.000 euros, está previsto para el suministro de tres nuevos contenedores autocompactadores para la EDAR. Estas actuaciones cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses.

Emasa ha cursado un total de 505 invitaciones a empresas inscritas en su Sistema de Gestión de Proveedores y que cumplen con los requisitos para poder optar a la presentación de ofertas. Para la licitación de la obra civil se han enviado 130 invitaciones y para la adquisición de equipos 375.

En el primer caso, las empresas interesadas en las licitaciones que ahora salen a concurso tienen hasta el próximo el próximo 12 de febrero para presentar sus ofertas, y en el segundo, hasta el día 19 de febrero. Los cuadros resumen con los detalles de ambas licitaciones pueden consultarse en el apartado 'Perfil del contratante' de la página web de Emasa --www.emasa.es--.

Estas licitaciones forman parte de las 21 actuaciones previstas para este año y presupuestadas en 3,9 millones de euros destinadas a las obras de mejora del saneamiento y el abastecimiento de la ciudad con cargo a las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) de 2017, según han apuntado.

TRATAMIENTO DE AGUAS DE TORMENTA

Estas actuaciones supondrán una importante mejora en la fase de pretratamiento de la EDAR Guadalhorce. Por una parte, la estación de tratamiento de aguas de tormenta servirá para aumentar la capacidad de desbaste de la depuradora y, por consiguiente, optimizar la retirada de los residuos sólidos que llegan a la instalación desde la red de saneamiento.

Para ello, el proyecto prevé la instalación de cinco nuevos canales de desbaste con sus respectivos tamices que se añadirán a los cuatro ya existentes. Estos canales estarán construidos en hormigón, tratado con material especial para evitar la corrosión de la estructura.

Los canales estarán formados por una losa maciza en el fondo, de 40 centímetros de espesor, con muros exteriores de 30 centímetros de grosor. Los nuevos canales se cubrirán con un suelo de seguridad de plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV).

Respecto a los nuevos tamices, evitarán el vertido de sólidos superiores a los tres milímetros de grosor, en su mayoría toallitas higiénicas, reduciendo el problema que este tipo de residuos genera en los equipos de las instalaciones de bombeo y depuración, sobre todo, en caso de lluvias intensas. Con esta remodelación del sistema de desbaste, la EDAR Guadalhorce duplica la capacidad de tamizado actual.

El proyecto también contempla el rediseño de uno de los desarenadores existentes en la depuradora para utilizarlo como canal de reparto del agua residual hacia el resto de desarenadores de la EDAR. Además, se incluye un aliviadero para evacuar en el futuro las aguas pluviales una vez tamizadas para verterlas al arroyo de las Cañas. Asimismo, está previsto un nuevo sistema clasificador de arenas formado por una tolva de recepción y un tornillo helicoidal de extracción de sólidos.

Completan el proyecto la incorporación de dos nuevos contenedores compactadores que facilitarán la gestión de los residuos sólidos extraídos del agua residual, que a su vez, permitirán reducir la emisión de olores, el impacto visual en la zona y abaratar los costes de su transporte a vertedero.

DESCARGA DE CAMIONES

Por otra parte, el nuevo sistema de descarga de camiones cisterna en la EDAR Guadalhorce mejorará el proceso actual del vertido de estos vehículos empleados en el mantenimiento de la red de saneamiento de la ciudad, han manifestado desde el Ayuntamiento.

Hasta ahora, han explicado, la descarga de camiones cisterna se efectuaba de forma manual a la intemperie, vertiendo directamente los residuos sobre contenedores de cinco metros cúbicos. Esta operación conlleva una serie de inconvenientes, entre ellos, los malos olores propios de la manipulación de estos residuos o las dificultades en su transporte al vertedero.

Además, las actuales infraestructuras donde se efectúa la descarga de camiones cisterna ocupan una gran superficie del recinto de la depuradora que, tras la remodelación proyectada, podrá destinarse a otros usos.

El nuevo proyecto paliará estos inconvenientes al prever la descarga de los camiones cisterna en el interior de una sala existente en el edificio de pretratamiento de la EDAR Guadalhorce, que habrá que acondicionar para adaptarla a este proceso.

Así, se plantea la construcción de un foso de recepción que tendrá unas dimensiones de 4,03 metros de largo, 2,95 metros de ancho y 3,10 metros de profundidad. Esta estructura albergará una tolva metálica para la recepción de los residuos provenientes de los camiones cisterna.

El escurrido de estos residuos se evacuarán a través de una tubería de acero inoxidable de 7,8 metros de longitud y 250 milímetros de diámetro hasta la arqueta de entrada de uno de los bombeos ubicados en la depuradora. Desde ahí, el líquido resultante de los residuos se recirculará a la entrada de la planta para ser tratados con el resto del agua residual que llega a la instalación.

Los residuos se transportarán mediante un tornillo elevador hasta otra tolva que los descargará en un contenedor compactador con una capacidad de 20 metros cúbicos.

Finalmente, el proyecto incluye la ampliación de las actuales puertas de acceso a la nave de pretratamiento de la EDAR y las de la sala donde se efectuará la descarga de los residuos para permitir la entrada de los camiones cisterna. Las nuevas puertas rápidas enrollables tendrán un hueco de 3,50 metros de ancho por cuatro metros de alto.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Francisco Javier Fernández

Francisco Javier Fernández

Consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía

27/06/2018

Patrocinado por