Navarro pide a las mujeres maltratadas "confianza plena" en la Justicia "a pesar de las circunstancias"

Actualizado 11/12/2010 17:32:28 CET

CANTILLANA (SEVILLA), 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, ha pedido a todas las mujeres víctimas de la violencia machista "confianza plena" en la Justicia "a pesar de las circunstancias" concretas de cada una, en relación al caso de María Salmerón, una madre maltratada que ha recuperado la custodia de su hija tras 15 meses de litigio.

En declaraciones a los periodistas al inicio de un acto de partido en Cantillana (Sevilla), Navarro ha admitido que en ocasiones tras pasar por "una experiencia tan dura y difícil" como la que ha pasado esta madre se pueda caer en el desánimo, pero sí quiso dejar claro que "si no hay denuncia, las circunstancias no existen".

En este sentido, ha señalado que si María no hubiera presentado denuncia quizás "no hubiera pasado por esta situación", pero lo que no hubiera podido hacer es "presentar un recurso" ante la decisión judicial que le otorgaba la custodia de su hija a su maltratador.

Asimismo, ha recordado que de 16 mujeres asesinadas en Andalucía, sólo dos habían presentado denuncia previa, por lo que ha insistido en que "es imprescindible" denunciar los hechos "porque si no hay denuncia, nadie puede saber si hay o no delito".

"Afortunadamente y después de un calvario --porque lo ha pasado muy mal en estos meses-- María ha recuperado a su hija", ha afirmado la consejera, si bien aún no se ha hecho efectivo el cambio de custodia que actualmente tiene el padre de la menor. Ante esto, ha pedido respetar "escrupulosamente" los trámites judiciales y ha confiado en que estos trámites "sean lo más rápido posible para que María pueda tener a su hija lo antes posible".

No obstante, ha recordado que la custodia de los menores "tiene que ser compartida siempre", a pesar de que "desgraciadamente no siempre es posible", a lo que ha añadido que lo que "hay que intentar" es que el menor pueda mantener relación con los dos progenitores sin crearle un "prejuicio".

Al respecto, ha comentado que "la custodia no tiene que ser siempre para la madre, sino que deberían ser compartidas siempre que sea posible". Así, ha continuado que "cuando hay un ambiente familiar que permita tomar decisiones conjuntamente aunque (los progenitores) vivan en domicilios diferentes la custodia tiene que ser compartida".

De este modo, ha manifestado que cuando el ambiente familiar hace "imprescindible" la decisión del juez "es porque no es el más idóneo para el menor" y ha añadido que "siempre hay que tener en cuenta el bienestar del menor". "Los hijos tienen derecho a tener a su padre y a su madre, no estos a estar con el hijo porque el derecho del hijo está antes que cualquier otra circunstancia", ha defendido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies