La Junta cree que en la financiación de la Ley deben primar los servicios a las prestaciones

Actualizado 18/08/2009 16:30:30 CET

VALLADOLID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La gerente de Servicios Sociales de Castilla y León, Milagros Marcos, incidió en la importancia de los distintos servicios de ayuda para "aliviar" a las personas, en la mayoría de los casos familiares, que se dedican a atender a ciudadanos en situación de dependencia, por lo que consideró que la financiación de la Ley deberían primar los servicios a las prestaciones.

Así lo señaló la gerente en Santander, donde participó en las Jornadas 'Género, envejecimiento y autonomía personal' dentro de los Cursos de la Universidad Internacional 'Menéndez Pelayo', un foro en el que aprovechó para recordar que en Castilla y León, 7 de cada 10 cuidadores familiares son mujeres, de las que el 30 por ciento tienen más de 65 años, estas mujeres viven en el mismo domicilio del dependiente en el 80 por ciento de los casos y dos de cada tres son familia directa del dependiente (cónyuge o hijos).

"El actual sistema de financiación de la Ley de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, LAPAD no contribuye a la conciliación de la vida laboral y familiar puesto que no contempla el coste de los servicios necesarios para apoyar a los cuidadores familiares", manifestó.

Para la gerente de Servicios Sociales de Castilla y León, "los servicios sociales de proximidad, como ayuda a domicilio, la teleasistencia o los centros de día, suponen una herramienta muy eficaz, ya que alivian notablemente las situaciones de cansancio de las personas cuidadoras y generan puestos de trabajo permanentes".

Asimismo, Marcos señaló que la prestación de servicios adicionales de formación y respiro, junto a la investigación e innovación en nuevas tecnologías, también ayudan a conciliar la vida laboral y familiar de los cuidadores familiares".