Se espera reacción humana positiva ante pruebas de vida alienígena

Impresión artística de la superficie de Proxima b
ESO/M. KORNMESSER
Publicado 16/02/2018 19:57:33CET

   MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los humanos reaccionarán bastante bien ante evidencias de vida alienígena, una eventualidad que se acerca a medida que la tecnología de exploración del espacio se desarrolla.

   Un estudio ha reflexionado sobre cómo reaccionará la Humanidad cuando se descubra vida fuera del planeta: ¿cómo lo vamos a asimilar? ¿Nos sentiremos amenazados y reaccionaremos con horror? ¿Lo abrazaremos? ¿Lo entenderemos? ¿O, nos encogeremos de hombros como otra cosa con la que tenemos que lidiar en nuestro mundo cada vez más acelerado?

   "Si nos encontráramos cara a cara con la vida fuera de la Tierra, en realidad seríamos muy optimistas al respecto", afirma el profesor de Psicología de la Universidad Estatal de Arizona, en Estados Unidos, Michael Varnum. "Hasta ahora, ha habido mucha especulación sobre cómo podríamos responder a este tipo de noticias, pero hasta ahora, casi ninguna investigación empírica sistemática", señala este experto, que presenta sus hallazgos en una rueda de prensa este viernes en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés), que se celebra en Austin, Texas, Estados Unidos.

   En un estudio piloto, Varnum y sus colegas analizaron el lenguaje en artículos de periódicos sobre descubrimientos potenciales de vida extraterrestre en el pasado. Mediante el trabajo, Varnum tuvo como objetivo abordar la naturaleza de las reacciones a la vida extraterrestre mediante el análisis de reacciones utilizando un programa de software que cuantifica las emociones, los sentimientos, los impulsos y otros estados psicológicos en textos escritos.

   Los artículos en el estudio piloto se centraron en el descubrimiento en 1996 de posibles microbios marcianos extraterrestres fosilizados; el hallazgo de la oscilación periódica alrededor de la 'Estrella de Tabby' en 2015, que se pensó que indicaba la presencia de una "esfera Dyson" artificialmente construida; y el descubrimiento en 2017 de exoplanetas similares a la Tierra en la zona habitable de una estrella. Este análisis reveló que el lenguaje en la cobertura de estos eventos mostró significativamente más emociones positivas que negativas.

   En un estudio separado, el equipo pidió a más de 500 participantes diferentes que escribieran sobre sus propias reacciones hipotéticas y la reacción hipotética de la humanidad al anuncio de que se había descubierto vida microbiana extraterrestre. Las respuestas de los participantes también exhibieron significativamente más emociones positivas que negativas, tanto al contemplar sus propias reacciones como las de la humanidad en su conjunto. "Me entusiasmarían las noticias --dijo un participante--. Sería emocionante incluso si fuera una forma primitiva".

   En otro estudio, el equipo de Varnum presentó una muestra adicional de más de 500 personas con noticias pasadas sobre descubrimientos científicos y les pidió que escribieran sobre sus reacciones. Los participantes fueron divididos en dos grupos: en un grupo, los participantes leen un artículo anterior de 'The New York Times' que describe posibles pruebas de vida microbiana antigua en un meteorito de Marte y el segundo grupo de participantes leyó un artículo del 'Times' en el que se describe la supuesta creación de vida artificial sintética en el laboratorio.

   Aquí también, el equipo encontró evidencia de emociones significativamente más positivas que negativas en las respuestas al supuesto descubrimiento de la vida extraterrestre y este efecto fue más fuerte en respuesta a la lectura sobre la vida extraterrestre que la vida sintética hecha por el hombre. "Este descubrimiento muestra que otros planetas tienen la capacidad de tener vida --destacó un participante--. Es un hallazgo muy interesante y emocionante que podría ser solo el comienzo".

   En resultados inéditos presentados en la conferencia, Varnum analizó la cobertura reciente de los medios sobre la posibilidad de que el asteroide interestelar Oumuamua sea en realidad una nave espacial. Aquí también, halló evidencia de más emociones positivas que negativas, lo que sugiere que también podemos reaccionar positivamente a la noticia del descubrimiento de evidencia de vida inteligente de otras partes del universo.

   Varnum cree que los estudios muestran que, en conjunto, esto sugiere que, si descubrimos que no estamos solos, nos tomaremos las noticias bastante bien. Los resultados de los tres primeros estudios se publicaron el 10 de enero en 'Frontiers in Psychology' y el análisis de las reacciones a Oumuamua se presenta en la reunión de AAAS por primera vez.