Una nueva teoría puede obligar a revisar los libros de Física

Acelerador Jefferson
JEFFERSON LAB
Actualizado 02/02/2016 10:07:43 CET

   MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Científicos están cerca de cambiar todo lo que sabemos de uno de los elementos básicos de construcción del universo, de acuerdo con un grupo internacional de expertos en Física.

   Si la teoría es correcta, forzaría a reinterpretar años de experimentos y a reescbribir los libros de texto sobre física nuclear.

   En un artículo publicado en línea en la prestigiosa revista Physical Review Letters, un equipo de tres físicos de los Estados Unidos, Japón y Australia han predicho que la estructura de los protones podría cambiar en el interior del núcleo de un átomo, bajo ciertas condiciones.

   "Los átomos contienen protones y electrones, pero también tienen su propia estructura interna compuesta de quarks y gluones - esto es lo que consideramos como los bloques básicos de la materia", dice el co-autor Anthony Thomas, del Consejo Australiano de Investigación y profesor de la Universidad de Adelaida.

   "Para muchos científicos, la idea de que la estructura interna de los protones podría cambiar bajo ciertas circunstancias puede parecer absurda, incluso un sacrilegio. Para otros, como yo, la evidencia de este cambio interno es muy buscada y ayudaría a explicar algunas inconsistencias en la física teórica".

   Si bien este cambio teorizado en la estructura interna de los protones aún no ha sido descubierto, se está poniendo actualmente a prueba en las instalaciones del Acelerador Nacional Thomas Jefferson en los EE.UU., en los experimentos diseñados por este equipo de investigación.

   "Al disparar un haz de electrones en un núcleo atómico se puede medir la diferencia de energía de los electrones salientes, lo que representa el estado de cambio. Estamos haciendo algunas predicciones bastante fuertes sobre lo que los resultados de esas pruebas mostrarán, y estamos esperanzados de una medida definitiva", dice el profesor Thomas.

   "Si bien el principio de la propia experiencia es relativamente simple, las mediciones fiables y precisos son extremadamente exigentes, y se requiere una máquina de última generación como la del Jefferson Lab y experimentadores capacitados".

   "Las consecuencias para el mundo científico son significativas. Estas es de las más altas apuestas para la ciencia. Podría representar un nuevo paradigma de la física nuclear."

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies