València acoge una escultura para concienciar sobre el abandono de los animales, "víctimas del egoísmo"

Inauguración de la escultura donada por Elena Negueroles
EUROPA PRESS
Publicado 03/03/2018 14:29:05CET

VALÈNCIA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La plaza de los Pinazos de València ha acogido este sábado la instalación de una escultura que Elena Negueroles ha donado a la ciudad para concienciar sobre el abandono de los animales, que son "víctimas de la falta de voluntad política para anticiparse al abandono del egoísmo de una sociedad que trata a los seres vivos como objetos", como ha expresado la artista.

La inauguración de la pieza ha contado con el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, junto a la concejala de Bienestar Animal en el Ayuntamiento de València, Glòria Tello, y la propia autora.

La obra se llama 'Callejeros' y representa a un perro y una gata, Tristán y Soledad. Está fundida en bronce con una pátina que le confiere una apariencia de piedra natural. En el frontal de la escultura hay una dedicatoria para la capital del Turia y en un lado se puede leer el poema que lleva por nombre el de la escultura, también obra de Negueroles.

Con esta creación, la artista de Alzira (Valencia) ha querido "mostrar el desamparo de los perros y gatos de la calle", pero también "homenajear a las personas que los protegen" y llamar la atención de las autoridades, "en cuyas manos está la posibilidad de cambiar la suerte de estos animales".

Negueroles ha defendido así la importancia de contar con "autoridades que se impliquen y tengan la voluntad política necesaria de revertir la situación", por lo que ha agradecido el apoyo recibido del Ayuntamiento de València.

"¿QUÉ PUEDE LLEVAR A UNA PERSONA A ABANDONAR A UN PERRO?"

En su intervención, el 'president' ha recordado a su mascota y ha manifestado que "no se puede ser de verdad una persona si no se tiene un sentimiento hacia los animales" y se ha preguntado "qué puede anidar detrás de una persona que es capaz de abandonar a un perro".

"A mí no me cabe ninguna duda de que lo que se ha dicho tantas veces, de que efectivamente, si uno maltrata a un perro puede maltratar a una persona", ha afirmado. Por ello, cree que esta escultura "recordará siempre a los valencianos que quien se porta mal con los animales no es digno de llamarse un ser humano".

Puig ve esta iniciativa como un acto simbólico que ha reconocido que "en sí mismo no va a solucionar el problema existente", si bien es "un gesto importante en defensa de la decencia y la dignidad humana". "Cuando València tenga mayor hospitalidad, esperanza en esa convivencia con los animales, será mejor ciudad, seremos mejor sociedad", ha asegurado.

LUGAR DE PEREGRINAJE

En la misma línea, la responsable de Bienestar Animal ha celebrado que la pieza hará de València "una ciudad más animalista, una ciudad más comprometida con esos animales con los que los valencianos comparten espacio y vida". Tello ha expresado su voluntad de que la plaza en la que está situada 'Callejeros' se convierta en "lugar de peregrinaje" y que "cuando la gente pase siempre lo tenga en su mente".