Anpier y la PNME dicen que la Comisión Europea no ve un buen modelo en el nuevo esquema de renovables

 

Anpier y la PNME dicen que la Comisión Europea no ve un buen modelo en el nuevo esquema de renovables

Instalación Fotovoltáica
EUROPA PRESS/ENNERA-CONNERGY
Actualizado 15/07/2013 21:52:03 CET

MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Productores de Energías Renovables (Anpier) y la Plataforma para un Nuervo Modelo Energético (PNME) se han reunido este lunes con los servicios jurídicos de la Comisión Europea para analizar posibles vulneraciones de la normativa comunitaria por parte de la legislación española.

Tras el encuentro, Anpier y la plataforma indican en una nota conjunta que la Comisión Europea no considera un buen modelo retributivo para las renovables el basado en "proyectos estándar determinados a posteriori", como fija la reforma energética.

La reunión se ha celebrado en Bruselas, con representantes de cuatro direcciones generales de la Comisión Europea a instancias del Comisario Oettinger. Los miembros del Ejecutivo comunitario han analizado las denuncias presentadas por Holtrop SLP en nombre de la PNME y con la colaboración de las asociaciones de renovables.

Si bien ha reconocido que la Directiva de renovables tiene sus limitaciones, la Comisión "continuará observando muy de cerca la legislación española en materia de renovables", ya que "se han identificado varios puntos de anclaje a los que vincular el potencial proceso de infracción contra el Estado español", indica la nota.

La Comisión también ha mostrado preocupación por el nuevo modelo retributivo basado en estándares determinados a posteriori y por el futuro diseño de sector energético español, puesto que el actual ha acumulado un déficit de tarifa "insostenible".

El comunicado también señala que la propia Comisión ha detectado "una competencia insuficiente en el sector energético que ha contribuido a la constitución del déficit tarifario al favorecer una compensación excesiva de algunas infraestructuras, tales como centrales nucleares".

Anpier y PNME concluyen indicando que "el ataque a la promoción de las energías renovables supone un evidente obstáculo a la transición a un nuevo modelo energético más sostenible y justo". "Además, las dificultades impuestas de acceso a la justicia reducen la soberanía de la ciudadanía", añaden.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies