El Gobierno aprueba una nueva metodología para el cálculo del bono social de la luz

Rueda de Prensa Posterior al Consejo de Ministros
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 21/11/2014 16:03:05 CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros ha aprobado un real decreto que establece la metodología para calcular los porcentajes de reparto del coste del bono social de la electricidad, del que pueden disfrutar desde 2009 ciertos perfiles de usuarios en función de sus consumos y de sus ingresos.

En su comparecencia tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó que este bono "es una figura que existe en el sistema desde hace tiempo y que atiende a personas y familias en determinadas situaciones de consumo e ingresos".

La nueva metodología, explicó, no afecta al cálculo del importe del bono social, sino a aspectos como la forma con que se sufraga por parte de las empresas obligadas a hacerlo, que son las que tienen actividad verticalmente integrada y simultánea en generación, distribución y comercialización.

La vicepresidenta del Gobierno recordó además que el importe del bono social, cuyo coste reparte la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cada año entre las distintas empresas obligadas, ascendió a 228 millones en el ejercicio 2013.

Conforme a cómo había sido diseñado en 2009, el bono social implica una congelación de la tarifa con respecto a los precios de ese momento para potencias inferiores a 3 kilovatios (kW), familias numerosas, familias con todos los miembros en paro y pensiones mínimas. Durante esta legislatura el descuento máximo ya ha quedado limitado al 25%.

La legislación actual ya establece que el porcentaje de reparto de las cantidades que se financian se calculará de manera objetiva en función del número de suministros conectados a las redes de distribución y del número de clientes de las empresas comercializadoras, de cada grupo de empresas.

El nuevo real decreto establece que el porcentaje de reparto se calculará por la CNMC y se aprobará por orden del Ministerio de Industria. El porcentaje se calculará, para cada grupo empresarial, como la relación entre el número de suministros y clientes dividida entre los suministros y clientes de todas las empresas obligadas a costear el bono social.

También se establece un mecanismo de control y transparencia, ya que la CNMC tendrá que publicar determinada información utilizada para este cálculo en su página web, en el mes de noviembre de cada año.

"POSITIVO PARA EL CONSUMIDOR VULNERABLE".

El Gobierno sostiene que la futura norma no tendrá impacto presupuestario, aunque sí tendrá un impacto económico en las empresas que resultarán designadas para soportar el coste del bono social en función de los porcentajes que se establezcan conforme a esta norma.

"Sobre todo, tendrá un impacto positivo para los consumidores vulnerables, dado que con este real decreto se garantizará la partida destinada a la aplicación del bono social a este colectivo", afirma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies