Economía.-Industria subraya la voluntad del Gobierno de cerrar las nucleares cuando dejen de ser últiles y no "de golpe"

Actualizado 28/04/2011 17:27:32 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Energía del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Fabrizio Hernández, ha asegurado en el Senado que el Gobierno mantiene "su intención" de disminuir progresivamente la participación de la energía nuclear, aproximando el cese de las centrales nucleares cuando éstas "dejen de ser útiles", aunque ha manifestado que "no es posible de hoy para mañana suplir el 20 por ciento del suministro", por lo que reducir la potencia nuclear "no se puede hacer de golpe".

Durante su comparecencia ante la Comisión de Industria, Turismo y Comercio del Senado, Hernández ha dicho que "antes o después habrá que cerrar las centrales" y que, por lo tanto, el peso de la energía nuclear en el mix energético se reducirá "paulatinamente" porque la "apuesta" del Gobierno es "principalmente" las energías renovables. "Las centrales cerrarán cuando corresponda", ha apostillado.

Además, ha defendido que el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña, a los 43 años de edad, es "coherente" con la apuesta del Gobierno por las energías renovables y ha recordado que, en su momento, Garoña fue diseñada para una vida de 40 años y con una potencia de 1381 megawatios.

En este sentido, ha asegurado que el cese de actividad de la planta burgalesa, que se llevará a efecto el 6 de julio de 2013, "no tiene ninguna repercusión sobre la garantía del suministro eléctrio, ni tampoco sobre el precio", puesto que aporta el 1,4 por ciento del total de la energía eléctrica en España, y su capacidad será sustituida por renovables y capacidad térmica.

Hernández ha dicho que en estos momentos hay un exceso de oferta, a pesar de que previamente había reconocido que el país "sigue siendo altamente dependiente del exterior" en materia energética.

En este contexto, ha indicado que el accidente en la central nuclear de Fukushima Daiichi (Japón) del pasado 11 de marzo --a raíz del tsunami que siguió a un terremoto de 9 grados de magnitud en la escala Richter-- ha supuesto un "antes y un después en el uso de la energía nuclear".

Asimismo, el secretario de EStado ha indicado que el suceso no se preveía y que esto ha puesto de manifiesto la necesidad de que se reevalúen las condiciones de seguridad. En todo caso, ha advertido de que estas revisiones "no se pueden hacer hasta que Japón no tenga controlado el accidente y todavía no lo ha hecho".

Hernández ha explicado que el Gobierno es "consciente de la inquietud" que el accidente de Japón ha suscitado y ha agregado que las nucleares seguirán "siempre que se cumpla la premisa de la seguridad". Por este motivo, ha indicado que el ministro Miguel Sebastián solicitó al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) el pasado 16 de marzo estudios sísmicos complementarios.

((HABRÁ AMPLIACIÓN))