Llevamos 45 años utilizando dinero fiat, ¿sabes lo que es?

Billetes, dólar, euros
NIKOLA SOLIC / REUTERS
Actualizado 21/02/2016 9:50:59 CET

   MADRID, 21 Feb. (EDIZIONES) -

    ¿Alguna vez te has preguntado qué son, en realidad, los euros que llevamos en el bolsillo o que tenemos en el banco? Sí, es dinero. Pero ¿sabes qué tipo de dinero?

   Se trata de dinero fiat, del latín 'fiat', que significa 'hágase' o 'que así sea'. Tiene ese nombre porque existe por decreto, por orden de la autoridad que gobierna. No se puede cambiar por oro o plata. No tiene un respaldo.

   El dinero fiat es el único que existe en el mundo desde que en 1971 Estados Unidos rompió el patrón oro. ¿Por qué lo hizo?

   Durante el gobierno del presidente francés Charles de Gaulle hasta 1970, Francia se dedicó a cambiar los dólares que tenía por oro de la Reserva Federal estadounidense. Esto provocó que se redujeran las reservas de oro de EEUU y que además el dólar perdiera influencia en el exterior ya que se devolvía la moneda y se cambiaba por oro.

   Sumado al endeudamiento de la administración Nixon por la guerra de Vietnam, el presidente Richard Nixon tomó la decisión el 15 de agosto de 1971 de acabar con la convertibilidad del dólar, lo que puso fin a la época del patrón oro a nivel mundial.

   Desde ese momento el dinero dejó de ser fiduciario (dinero con respaldo, es decir, el que representa un valor atesorado por el Gobierno que lo imprime) y pasó a ser dinero fiat (dinero sin respaldo tangible, tan solo tiene un valor atribuido por convenio).

LAS CUATRO FUNCIONES BÁSICAS DEL DINERO

   El dinero debe cumplir cuatro funciones básicas: ser medida de valor, instrumento de intercambio, medio de pago y reserva de riqueza. La plata y el oro cumplen estas funciones porque tienen unas propiedades muy concretas: son metales escasos, consistentes, de gran calidad y resistentes a la corrosión.

   El oro y la plata fueron los metales sobre los que se acuñaron las monedas en la antigüedad. A partir de la Edad Media se empezó a utilizar el dinero de papel para facilitar los pagos en grandes cantidades. Ese papel estaba respaldado por cantidades concretas de metal precioso. Es decir, respetaba un patrón oro.

   Al dinero de papel se le llamó fiduciario, del latín 'fidare', que significa 'fiar' o 'confiar'. No eran monedas físicas, pero el papel prometía la entrega de dichas monedas.

   Hoy ya no existe el dinero fiduciario. No podemos ir al Banco Central Europeo (BCE) y pedir que nos entregue una moneda de oro o plata a cambio de un billete de euros. El BCE no tiene un metal precioso para respaldar el dinero que ha impreso y puesto en circulación.

   Ese dinero fiduciario fue sustituido hace 45 años por dinero fiat, del latín 'fiat', que significa 'que así sea'. Tiene ese nombre porque existe por decreto, por orden de la autoridad que gobierna.

   El dinero fiat vale como moneda de intercambio en el comercio. Actualmente no hay otro medio de pago aceptado mundialmente. El dinero actual es una medida de valor, un instrumento de intercambio y un medio de pago, pero no sirve como reserva de riqueza.

   Únicamente los gobiernos tienen el poder de emitir dinero fiat, pero los bancos lo pueden crear a través de préstamos. Si alguien quiere pedir un préstamo, por ejemplo, de 1.000 euros, el banco los puede crear de la nada, restarlos y luego cobrar intereses.

   Los bancos también crean dinero haciendo préstamos respaldados por activos como una casa y crean el dinero de la nada y lo prestan, cobrando intereses, por supuesto.

¿SERÍA POSIBLE REINTRODUCIR EL PATRÓN ORO?

   Hace unos años, el presidente del Banco Mundial (BM) y ex secretario del Tesoro de EEUU, Robert Zoellick, planteó el debate acerca de la posibilidad de reintroducir el patrón oro como referencia en las paridades de las principales monedas a nivel internacional.

   "Aunque los libros de texto contemplen el oro como dinero del pasado, los mercados están usándolo como moneda alternativa hoy en día", afirmó el banquero estadounidense en un artículo publicado por el diario 'Financial Times'.

   De momento, la volatilidad en los mercados financieros que estos días está afectando a las bolsas ha disparado la cotización del oro a máximos de un año, hasta situarse por encima de los 1.250 dólares por onza.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies