IBEX 35
10152,100
236,92,39%
DOW JONES
16614,81
215,141,31%
FTSE 100
6372,33
1,680,03%
NASDAQ
3971,39
2,620,07%
EUR/USD
1,2724
0,0010,08%
EURIBOR
0,34
0,0020,59%
BRENT
85,23
11,19%
ORO
1568,28
2,860,18%
PRIMA RIESGO
134,40
-8,2-5,75%
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 25/02/2013

Los autónomos tendrán una rebaja del 20% en la tributación

Los parados que abran un negocio deben mantenerlo cinco años para no pagar IRPF

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los desempleados que decidan establecerse como autónomos y perciban la prestación por desempleo como pago único quedarán totalmente exentos de tributar en el IRPF por esta compensación, frente a los 15.500 euros de exención que tienen en la actualidad, siempre que mantengan el negocio durante cinco años, según el real decreto-ley de medidas de apoyo al emprendimiento, que aprobó este viernes el Gobierno.

   La decreto establece que esta exención en el IRPF se podrá aplicar tanto a la apertura de un nuevo negocio que permanezca en funcionamiento, al menos, durante cinco años, o cuando el dinero de la prestación por desempleo se destine a una sociedad laboral, cooperativa de trabajo o al capital social de una entidad mercantil, siempre y cuando esta aportación se mantenga también durante cinco años como mínimo.  

   Tanto esta exención fiscal como las otras dos rebajas de impuestos incluidas en el real decreto-ley para los autónomos y empresas de nueva creación entran en vigor, con carácter retroactivo, desde el pasado 1 de enero de 2013.

   En el caso de las nuevas empresas que se constituyan, durante los dos primeros años con resultado positivo tributarán en el Impuesto de Sociedades al tipo reducido del 15% hasta los primeros 300.000 euros de base imponible y el resto, al 20%; mientras que los autónomos que inicien ahora un negocio disfrutarán de una reducción del 20% de la tributación de sus rendimientos netos en el método de estimación objetiva, también durante los dos primeros años con beneficios.

   Esta reducción se aplicará sólo a las cuantías de rendimientos netos que no superen los 100.000 euros anuales. Además, no se aplicará en el periodo impositivo en el que más del 50% de los ingresos del mismo procedan de una persona o entidad de la que el contribuyente haya obtenido rendimientos del trabajo en el año anterior a la fecha de inicio de la actividad.

   Se entenderá que se inicia una actividad económica siempre que no se haya ejercido otra actividad en el año anterior a la fecha de inicio de la misma, aunque no se tendrán en cuenta las actividades en cuyo ejercicio se haya cesado sin haber llegado a obtener rendimientos netos positivos desde su inicio.

280 MILLONES CADA AÑO

   El Ministerio de Hacienda ha estimado que más de 75.000 nuevas empresas y autónomos se ahorrarán 280 millones de euros cada año en impuestos tras estas rebajas fiscales. El Ministerio ha señalado que el número de beneficiarios potenciales por esta medida superará las 20.000 empresas cada año, mientras que en el caso de los autónomos, la cifra de beneficiarios potenciales supera los 55.000 cada año, con un ahorro fiscal de 10 millones de euros anuales.

   Del mismo modo, el texto recoge también medidas de fomento del autoempleo en el régimen de autónomos. Los desempleados que decidan establecerse como autónomos podrán beneficiarse de la exención completa en el IRPF de las prestaciones por desempleo cuando el abono de la prestación sea en forma de pago único (hasta ahora estaban exentos solo hasta 15.500 euros). En este caso, se estima en 21.000 los beneficiarios.

Cargando el vídeo....
 


 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies