El Defensor del Pueblo rechaza las concertinas de Ceuta y Melilla porque son "de una crueldad extraordinaria"

Intervención en el Congreso del Defensor del Pueblo Francisco Fernández Marugán
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 09/07/2018 18:55:42CET

   MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha manifestado este lunes 9 de julio que las vallas situadas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla con Marruecos son "de una crueldad extraordinaria" y ha dicho que la institución vería "con buen criterio" su retirada.

   Así lo ha manifestado en una rueda de prensa en Melilla, donde Fernández Marugán se encuentra de visita. También tiene previsto ir a Ceuta para conocer de primera mano la realidad de estas dos ciudades en las que se reunirá con representantes de la Administración y de la sociedad civil. En concreto, con Cruz Roja, Melilla Acoge, Prodein, entre otros.

   El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya avanzó su intención de retirar las concertinas de las vallas y, para ello, ha pedido un "informe complementario" en el que se analicen las alternativas "igual de seguras, pero menos cruentas".

   Además de rechazar estos alambres equipados con cuchillas cortantes en las vallas de ambas ciudades, también se ha mostrado contrario a las devoluciones sumarias. A su juicio, el control fronterizo no es la única solución, por lo que ha reclamado "voluntad política, una dotación de recursos suficientes, una colaboración institucional y social imprescindible y ciertos cambios legislativos".

VISITA A LOS CETI

   Fernández Marugán, que permanecerá dos días en Melilla y dos en Ceuta, también visitará los centros de estancia temporal de inmigrantes (CETI) y el perímetro fronterizo de ambas ciudades, entre otros lugares. El defensor ha reivindicado el derecho de los solicitantes de asilo residentes en los CETI a circular por todo el territorio español. Según ha recalcado, el CETI de Melilla "mejora año a año" y "no ha hecho otra cosa que mejorar".

   Desde la institución sostienen que la convivencia de personas extranjeras de distintas edades y procedencias en los CETI hace necesaria la adopción de medidas para la prevención de situaciones de violencia sexual y de género. Por ello, y ante los casos detectados de violencia contra las mujeres, la Institución ha recomendado la elaboración, con carácter urgente, de un protocolo para la prevención de la violencia sexual y de género en estos centros.

   El Defensor del Pueblo ha expresado su preocupación por los menores extranjeros no acompañados (MENAS). Los problemas en la documentación de la residencia legal de menores tutelados por la entidad de protección de menores melillense cuando alcanzan la mayoría de edad también preocupan a la Institución.

   El Defensor ha formulado recomendaciones a la Consejería de Bienestar Social de la Ciudad Autónoma y a la Delegación del Gobierno para impedir que estos niños y niñas alcancen la mayoría de edad sin contar con la oportuna autorización de residencia y sin que se les haya expedido Tarjeta de Identidad de Extranjero.

MENORES SIN ESCOLARIZAR EN MELILLA

   También ha asegurado que prestará especial atención a la situación de un grupo de menores extranjeros sin escolarizar en Melilla. "Me preocupa particularmente", ha dicho sobre esto último. La asociación Prodein denuncia que en Melilla hay casi 200 niños de entre 8 y 14 años que están sin escolarizar porque no tienen papeles.

   "Desde mi punto de vista, este fenómeno se estaba enfocando fundamentalmente a partir de una pretendida irregularidad documental de sus progenitores y yo entendía que no se podía enfocar de esa manera", ha recalcado. A su juicio, el "hecho irrenunciable" que afecta a los derechos fundamentales de estos niños y niñas.

   "Donde deben estar es donde están los niños y niñas de cualquier ciudad de España, que es en el colegio. No tiene sentido que no tengan escolarización", ha apostillado, pidiendo a los autoridades educativas melillenses que "adecuen los informes que emitan" al respecto.

   "Esos derechos fundamentales están muy por encima de esas irregularidades documentales que por algunos se pretende aludir", ha sentenciado, incidiendo que así se lo ha trasladado la institución a Prodein, que es quien se quejó de esta situación. El Defensor mantiene abierta una actuación sobre este asunto con la Dirección Provincial de Educación de Melilla, tras conocer estos casos.