La industria nuclear quiere alargar su vida con el almacén

 

La industria nuclear quiere alargar su vida con el almacén

Vista aérea del ATC de Holanda, modelo a seguir por España
ENRESA/EP
Actualizado 02/02/2010 14:15:49 CET

BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, reiteró este martes que la intención del Gobierno de construir un almacén centralizado de residuos (ATC) nucleares responde a los "intereses" de la industria nuclear y a su intención de alargar la vida de las centrales.

En una entrevista concedida a TV3 recogida por Europa Press, De Uralde subrayó que se está actuando de manera "muy antidemocrática" y "con nocturnidad" para tentar a los alcaldes de algunos municipios para que se ofrezcan a albergar el "cementerio nuclear", una posibilidad que rechazan los vecinos cuando son informados, aseguró.

El director de Greenpeace consideró que la energía nuclear "no es tan limpia" como han señalado sus defensores, porque la polémica actual pone de manifiesto que, decenios después de la inauguración de las primeras centrales, el "problema de los residuos radiactivos no está resuelto".

Por todo ello, opinó que no existe una prisa especial por definir la ubicación de un almacén centralizado, ya que esta cuestión no se había planteado hasta ahora y las centrales podrían seguir acumulando residuos hasta que se produzca un debate específico.

En cualquier caso, reiteró que la exigencia de Greenpeace para aceptar la construcción de un ATC pasa por instaurar un calendario de cierre de las centrales nucleares, ya que lo contrario irá en favor de la industria y de su intención de "alargar" la vida de los reactores.

"Cuando nuestra bañera se está desbordando lo primero que tenemos que hacer es cerrar el grifo", ejemplificó De Uralde, al tiempo que se mostró partidario de una producción energética basada al cien por cien en las renovables.

En estos momentos, están 'apuntados' diez municipios a acoger el almacén que centralizará los residuos radiactivos del parque nuclear español: Ascó (Tarragona), Yebra (Guadalajara), Villar de Cañas (Cuenca), Zarra (Valencia), Santervás de Campos, Melgar de Arriba (Valladolid), Torrubia de Soria (Soria), Albalá (Cáceres), Villar del Pozo (Ciudad Real) y Congosto de Valdavia (Palencia).

El Ministerio de Industria analizará en los próximos días las candidaturas presentadas, cuyo número final exacto se desconoce, y hará pública la lista preliminar de aceptados y excluidos, con la intención de tener el decidida la ubicación final hacia finales de junio o principios de julio.

El ATC albergará durante un periodo de 60 años los residuos radiactivos de los diez reactores del parque nuclear español, dos de los cuales (José Cabrera o Zorita, en Guadalajara, y Vandellòs I, en Tarragona) ya no están operativos. En la actualidad en España operan ocho reactores en las centrales de Santa María de Garoña (Burgos), Ascó I y II (Tarragona), Almaraz I y II (Cáceres), Trillo (Guadalajara), Cofrentes (Valencia) y Vandellòs II (Tarragona).

Para todo ello, se prevé una inversión total de 700 millones de euros. Además, el municipio que lo albergue recibiría 2,4 millones de euros anuales del Estado, ya que Enresa entregará un total de 6 millones de euros anuales que se dividirán en un 40 por ciento para el municipio (2,4 millones) y un 60 por ciento (3,6 millones de euros) para el resto de municipios del entorno, es decir, aquellos que se encuentren en el área nuclear que comprende doce kilómetros a la redonda de la ubicación final del ATC.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies