Más de 40.000 enfermos crónicos reciben atención personalizada en Andalucía

Marina Álvarez (centro) con delegadas de la Junta y responsables de Semergen
EUROPA PRESS
Actualizado 19/04/2018 12:17:18 CET

CÓRDOBA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, ha destacado este jueves en Córdoba, al inaugurar el VI Congreso Nacional de Pacientes Crónicos que organiza la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), que su departamento ha elaborado planes personalizados de atención para un total de 40.727 pacientes crónicos complejos.

En este sentido, ha señalado que la elaboración de planes personalizados de atención, impulsados por el Plan Andaluz de Atención a Pacientes con Enfermedades Crónicas y en el marco de la Estrategia de Renovación de Atención Primaria, que tiene en marcha la Administración sanitaria autonómica, supone "la colaboración de un equipo multidisciplinar".

Estos equipos pivotan en el equipo básico de medicina y enfermería de familia, junto a referentes de medicina interna en el hospital, enfermería gestora de casos o trabajo social, según las necesidades, con la participación de cada paciente.

Su objetivo es proporcionar un espacio para la atención compartida de las personas y las familias atendidas, de manera que puedan afrontar la situación, se sientan seguras y dispongan de profesionales de referencia en todo momento.

De este modo, se planifican intervenciones integradas y realistas, que incorporan las características del contexto cotidiano y garantizan la continuidad entre primaria y hospital, evitando desplazamientos a pacientes y quienes les cuidan y facilitando la permanencia en el domicilio, con garantías de calidad y seguridad.

Un plan de acción personalizado es un proceso de colaboración entre pacientes o personas cuidadoras y profesionales sanitarios utilizado para mejorar las condiciones crónicas de salud de los pacientes.

En este sentido, el punto de partida es la valoración integral exhaustiva de cada paciente, a lo que se suma la valoración clínica, funcional, mental, afectiva y social, y se incorpora la valoración pronóstica, farmacológica y una planificación anticipada de decisiones, así como la valoración de la capacidad de autogestión de la persona en el manejo de su enfermedad.

De esta forma, según ha señalado la consejera, "la sanidad pública andaluza continúa avanzando en un modelo de atención compartida a pacientes con enfermedades crónicas que permita ofrecer una asistencia integral y de calidad".

Así, la puesta en marcha de estos planes ha supuesto avances muy significativos en el protagonismo de cada paciente en su propio proceso, puesto que entran a formar parte de este equipo en la elaboración de los planes personalizados para su propio cuidado.

La consejera ha subrayado que "todas las personas queremos ser agentes principales de nuestra salud y participar en las decisiones que nos afectan, que el sistema sanitario utilice todas las tecnologías disponibles para atendernos, queremos respuestas rápidas y personalizadas y a los mejores profesionales lo más cerca posible, incluso en el domicilio, cuando lo necesitamos".

ATENCIÓN PRIMARIA FUERTE

Marina Álvarez ha reiterado el compromiso en el que está inmerso el Gobierno andaluz, "que dedica a la sanidad pública uno de cada tres euros de los presupuestos de la comunidad autónoma, aumentándose un 19 por ciento estas partidas durante la presente legislatura, con un esfuerzo inversor superior a la media nacional". Con estos recursos, se trata de garantizar la atención a toda la población, "sin excluir a nadie por motivos sociales, culturales o económicos".

Tal y como ha subrayado la consejera, parte importante de este compromiso se refleja en la apuesta andaluza por la renovación de la Atención Primaria, en el convencimiento de que un sistema sanitario obtiene muchos mejores resultados en salud si pivota en una Atención Primaria fuerte.

Esta renovación se basa en el cumplimiento de tres principios fundamentales: centrarse en la persona como un todo y no tanto en las dolencias derivadas de órganos o sistemas concretos, contemplar a cada persona como parte de un contexto familiar, comunitario y social que condiciona su nivel de salud, y trascender el papel de puerta de entrada para asumir funciones de agente de salud del paciente y vertebrador de toda la atención recibida en el conjunto del sistema sanitario.

Para facilitar la continuidad asistencial, es clave la historia clínica digital compartida entre equipos de Atención Primaria, Hospitales y los de urgencias y emergencias, incluyendo la receta electrónica, accesible en las más de 3.000 boticas andaluzas.

Además, influyen otros desarrollos, como el seguimiento proactivo desde Salud Responde y Teleasistencia a personas frágiles; la disponibilidad de teléfonos de referencia para consultar dudas, el seguimiento de constantes a distancia a través de ClicSalud o la posibilidad de consultar datos de la propia historia clínica con certificado digital.

También se ha avanzado en la personalización de la atención, recuperando los equipos básicos de Atención Primaria, de manera que cada persona pueda tener asignado a médico de familia y a su enfermera de referencia.

En una primera fase, se han creado 105 nuevos equipos, lo que ha supuesto la incorporación de 105 especialistas en medicina familiar y 105 profesionales de enfermería. Igualmente, se han creado 105 nuevas plazas de enfermería para que otros tantos cupos puedan contar con su referente de enfermería, junto a otros profesionales de Atención Primaria.

Esta renovación de la Atención Primaria lleva aparejada también una ampliación de la capacidad de resolución de los equipos, de acuerdo con el gran abanico de competencias que tienen los profesionales en Atención Primaria.

Para ello, se ha realizado un catálogo de pruebas diagnósticas que se pueden solicitar desde medicina de familia al hospital y se van a reforzar los equipamientos diagnósticos en los centros de Atención Primaria, tanto en Radiología como en Ecografía y retinopatía.

Además, se está potenciando la cirugía menor ambulatoria y otros procedimientos, como infiltraciones o teledermatología. También se va a incrementar la capacidad de resolución en los servicios de Urgencias de Atención Primaria, con el refuerzo necesario de profesionales, equipamiento radiológico y ecográfico, así como técnicas de laboratorio 'in situ' y salas de observación.

La Estrategia de Renovación va acompañada de una importante apuesta formativa, que está desarrollando el Servicio Andaluz de Salud en colaboración con las principales sociedades científicas de Atención Primaria.

Para conseguir los objetivos de esta Estrategia, Marina Álvarez ha destacado igualmente que es fundamental que los pacientes y su entorno de cuidados ocupen de verdad un papel central en el modelo de atención. A este respecto, merece especial mención la implicación de las asociaciones de ayuda mutua y la Escuela de Pacientes, por su importante papel en el empoderamiento para la gestión de la salud.