Feijóo habló con Cospedal y Sáenz de Santamaría, pero no revela a quién apoya en la sucesión PP

Alberto Núñez Feijóo anuncia que no será candidato a presidir el PP
ALVARO BALLESTEROS (Europa Press)
Actualizado 19/06/2018 16:00:37 CET

   

Espera que no haya una guerra interna en el PP y justifica su decisión de no presentarse: "Este tren pasó antes de finalizar mi compromiso"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

  El presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha reconocido este martes que mantuvo conversaciones telefónicas tanto con María Dolores de Cospedal como con Soraya Sáenz de Santamaría, aunque ha preferido no desvelar por el momento a quién apoyará para suceder a Mariano Rajoy en el congreso extraordinario de julio, al que concurren ambas y otros candidatos.

   Un día después de que anunciase que él no pugnará por suceder a Rajoy, a la salida de la Cámara, Feijóo ha sido preguntado por los medios acerca de si en la pasada jornada habló con Cospedal. "Sí, hablé con las dos. Cospedal me dijo que se iba a presentar. Y Soraya también me llamó y me dijo que probablemente diese el paso que hoy mismo ha dado", ha explicado Feijóo.

   Ante la cuestión de si aprovechó para darles ánimos a las dos, ha replicado que "sí, por supuesto". Con todo, mantiene la incógnita de a quién apoya. "Mi preferencia, sin ninguna duda, es la preferencia de la mayoría de los compromisarios", se ha limitado a manifestar, antes de apelar a esperar a la campaña interna para conocer los proyectos y equipos de cada aspirante.

   "Yo no me presento a este congreso y, por tanto, vamos a ser respetuosos con todos los compañeros con derecho a voto: primero, con todos los afiliados que podrán votar en una urna al candidato que consideren más oportuno y después, con los compromisarios electos que participarán en el congreso. Tenemos tiempo, y tiempo al tiempo", ha apelado.

"EL TREN PASÓ ANTES DE FINALIZAR MI COMPROMISO"

  Los periodistas han rememorado su comparecencia de este lunes, cuando al presidente se le entrecortó la voz al reivindicar su compromiso con Galicia hasta 2020, fecha en la que finaliza su mandato, y Feijóo ha respondido que "todo el mundo tiene derecho a emocionarse, aunque no sea lo que se pretenda".

   Dicho esto, ha insistido en que "la coherencia y cumplir la palabra dada" deberían mantenerse como "principios básicos para la política", aunque, a su modo de ver, según ha recalcado en comparecencias anteriores, no sea la tendencia más habitual.

   Su emoción fue "intensa", ha admitido y lo ha argumentado al señalar que hubo "mucha gente en otras comunidades, muchos compañeros" que le habían animado a dar el paso. "Pero yo tenía que explicar que no podía hacerlo porque ya me había comprometido previamente", ha defendido.

   "Este tren pasó antes de finalizar mi compromiso y yo tenía que cumplirlo", ha proclamado el jefe del Ejecutivo gallego, quien ha incidido en que, pese a la situación actual de la política española, él considera que "la coherencia y cumplir la palabra dada tienen que ser la regla y no la excepción".

ESPERA QUE NO HAYA UNA GUERRA

   Finalmente, preguntado acerca de si teme que su renuncia a optar a liderar el PP abra una guerra interna en la carrera sucesoria, ha respondido que espera que "no". Hoy, ha recordado que "se han presentado dos pesos pesados" del partido, "la que era número dos del Gobierno y la secretaria general de más de una década", junto a otros compañeros que también "merecen respeto".

   "Vamos a tener hasta el 4 de julio una campaña para explicar los proyectos, y a partir de ese día cada militante tiene el derecho y el deber de tomar la decisión que considere oportuna. Vamos a esperar a ver cuáles son sus proyectos, equipos y alternativas, y después vamos a decidir", ha zanjado.