Haftar dice controlar el 80% de Libia y descarta dialogar por ahora con el Gobierno reconocido

El general Jalifa Haftar
REUTERS/MUHAMMAD HAMED
Actualizado 03/01/2017 14:11:55 CET

ROMA, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El general Jafifa Haftar, una de las figuras clave en Libia y hombre fuerte de la parte oriental del país, ha asegurado que actualmente controla el 80 por ciento del territorio y que hasta que no acabe con los yihadistas presentes en algunas zonas no dialogará con el Gobierno de unidad reconocido internacionalmente.

En una entrevista concedida a 'Il Corriere della Sera', Haftar ha explicado que se alzó en armas en 2014 para evitar la propagación de los yihadistas en Libia, tanto Al Qaeda como Estado Islámico y ha dicho que actualmente cuenta "con una fuerza de 80.000 hombres que controla cerca del 80 por ciento del país".

"Patrullamos los pozos petroleros y las terminales en el este, en Ras Lanuf, Brega y Al Sidr" y en las zonas bajo su control, según ha dicho, "nadie roba gas o petróleo, impera la ley". Durante este tiempo, ha precisado, ha perdido a 5.000 hombres pero los yihadistas, incluido Estado Islámico, han sufrido 7.000 bajas.

Al ser preguntado sobre si estaría dispuesto a colaborar con el primer ministro Fayez Serraj, Haftar, un antiguo general del Ejército en época de Muamar Gadafi, ha subrayado que "estamos en una situación de guerra".

"Las circunstancias no son favorables a los tiempos de la política. Hace falta combatir para salvar al país de los extremistas islámicos", ha sostenido. Haftar ha recordado que ya hablado con Serraj en el pasado "sin ningún resultado concreto".

Según una fuente próxima al Gobierno argelino citada por Reuters, se iba a celebrar en los próximos días un encuentro entre Haftar y Serraj en Argel para discutir sobre la posibilidad de formar un gobierno de unidad nacional. Sin embargo, el general lo ha negado y ha dejado claro que no tiene nada en contra del primer ministro.

"El problema no es él, sino las personas que le rodean", ha sostenido. "Si de verdad pretende pacificar el país, que empuñe un fusil y se una a nuestras filas. Será bienvenido", ha afirmado.

"Una vez vencidos los extremistas podremos volver a hablar de democracia y elecciones, pero no ahora", ha recalcado. En su opinión, cuando los libios celebraron en 2012 sus primeras elecciones tras la caída de Gadafi "no tenían ni idea de qué quería decir la democracia después de décadas de dictadura".

"Simplemente no estaban preparados", ha sostenido, subrayando que por ello eligió "a personas equivocadas que se aprovecharon para promover a Al Qaeda e incluso al nuevo Estado Islámico junto con una visión peligrosa del islam".

Por otra parte, ha defendido que si sus fuerzas controlaran Libia podrían poner freno a la inmigración que parte desde sus costas hacia Italia. Según ha dicho, Libia es "país de tránsito". "Si nuestro ejército controlara nuestras fronteras meridionales el problema se reduciría para todos", ha asegurado.

VISITA A MOSCÚ

Haftar también ha hablado de su reciente visita a Moscú pero no ha querido confirmar si Rusia le ha ofrecido ayuda. "He ido a Moscú porque quería revivir algunos contratos interrumpidos en 2011" con la revolución, ha explicado, precisando también que aprecia "mucho la política de (Vladimir) Putin y sus esfuerzos de lucha contra el terrorismo en Oriente Próximo".

Preguntado sobre si el presidente ruso le ha prometido el envío de armas, Haftar ha recordado que hay un embargo vigente y que Rusia respeta las normas vigentes. "Se ha dicho que las armas solo pueden llegar después del fin del embargo y Putin trabaja para que se cancele", ha indicado.

En todo caso, ha añadido el general libio, le gustaría contar con "ayuda de todos", incluidos los países europeos, "para combatir a Estado Islámico".

Por último, ha considerado "una mentira ridícula y sin fundamento" el que le comparen con Gadafi. "Quien lo dice ignora mi larga y sufrida lucha contra él", ha remachado.