La ONU teme que la ofensiva en el este de RDC contra las ADF desplace a 370.000 personas

Contador
Soldados congoleños
REUTERS / KENNY KATOMBE
Publicado 08/02/2018 15:28:41CET

GINEBRA/DAKAR, 8 Feb. (Reuters/EP) -

La ONU teme que la ofensiva militar lanzada en enero por el Ejército congoleño contra milicianos ugandeses de las Fuerzas Aliadas Democráticas (ADF) en la República Democrática del Congo (RDC) obligará a huir de sus hogares a 370.000 civiles, lo que agravaría la que es ya la peor crisis de desplazados internos de África.

El conflicto persistente en la zona fronteriza de RDC con Uganda, Ruanda y Burundi y la insurrección en el centro del país ya han provocado que haya 4,3 millones desplazados internos. En 2017, la ONU declaró el nivel tres de emergencia humanitaria en el país, situándolo al mismo nivel de Irak, Siria y Yemen.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha indicado en un informe que se teme que la campaña contra las ADF obligue a huir de sus hogares a 196.300 personas en Beni y a 173.000 en Lubero. En 2016 y 2017, más de 532.000 personas ya huyeron de estos dos territorios cerca de la frontera con Uganda, principalmente debido a los ataques de ADF y de otros grupos armados y de las respuestas de los militares.

Según informe, en Beni podrían verse afectadas más de 327.000 personas, de las que más de 196.000, el 60 por ciento, necesitarían ayuda humanitara. En el caso de Lubero, se espera que unas 288.000 personas se vean afectadas y que unas 173.000 requieran asistencia.

"La ausencia de medidas de protección para los civiles en las zonas más afectadas está aumentando. No se puede excluir la posibilidad de que caigan proyectiles sobre zonas civiles", ha destacado la OCHA, que también ha resaltado los problemas de acceso que ya existían desde antes de la ofensiva a alimentos, agua o educación.

Alrededor de 1.000 personas han muerto por las masacres que se han producido en Beni desde 2014. El Gobierno ha responsabilizado a ADF de estos ataques, pero expertos independientes han manifestado que los soldados congoleños también han participado.

El pasado 13 de enero, el Ejército congoleño anunció que se iba a llevar a cabo una campaña militar contra las ADF tras un ataque contra una base de la ONU en diciembre del que se acusó a este grupo armado, en el que murieron quince cascos azules tanzanos.

Las ADF han operado dentro de RDC desde los años 1990. Las tropas congoleñas y de la ONU han llevado a cabo repetidas ofensivas contra el grupo armado, pero éste ha conseguido sobrevivir. Se le considera uno de los más letales de las decenas de grupos armados que operan en RDC.

Por otra parte, un comandante local del Ejército en la provincia de Kivu Sur ha señalado este jueves que los enfrentamientos entre los militares y los milicianos Mai Mai Yakutumba desde el pasado 20 de enero han dejado 48 rebeldes y siete soldados muertos.

Los combatientes Yakutumba avanzaron hasta escasos kilómetros de la ciudad de Uvira el pasado septiembre antes de ser repelidos por las tropas congoleñas con un apoyo significativo de las tropas de la ONU.