La apertura de los túneles sigue en el aire porque Dragados no ha comunicado al Ayuntamiento cambios en la situación

Túneles de Sor Ángela de la Cruz
AYUNTAMIENTO DE MADRID - Archivo
Actualizado 15/03/2018 15:15:36 CET

El Ayuntamiento ha abierto a Dragados hasta el momento dos expedientes de penalidades de 450.000€ cada uno por incumplimiento de contrato

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La apertura de los túneles de Plaza Castilla y de Sor Ángela de la Cruz sigue en el aire dado que la empresa concesionaria de su mantenimiento, Dragados, no ha comunicado al Ayuntamiento de Madrid cambios en la situación, han indicado fuentes municipales a Europa Press.

Ayer se conoció que los túneles cerrados de Sor Ángela de la Cruz y Plaza Castilla podrían abrir esta semana después de que Dragados estuviera acometiendo los trabajos necesarios demandados por el Ayuntamiento de Madrid tras las filtraciones de agua que llevaron a su cierre.

Sin embargo, horas después, ya por la noche, el túnel de Plaza Castilla tuvo que cortarse en su totalidad por el agua caída. Hasta el de Sor Ángela de la Cruz se han personado técnicos para inspeccionarlo y determinar si se puede abrir a 30km/h y con aviso de pavimento deslizante dado que esta noche han salido algunas filtraciones nuevas, han indicado las mismas fuentes municipales. También se trabaja en el tubo sur del túnel de Pío XII (sentido avenida de Burgos y M-30).

Ante la situación de los cierres de túneles por filtraciones, el Ayuntamiento de Madrid está "haciendo todo lo posible por solventar las deficiencias cuanto antes y en condiciones de priorización absoluta de la seguridad para restaurar la circulación" en los túneles.

LOS TRABAJOS CORRESPONDEN ÍNTEGRAMENTE A DRAGADOS

Los trabajos, como recuerda el Consistorio, corresponden íntegramente a Dragados, concesionarios del contrato integral de mantenimiento de vías de Madrid, en el que se incluye el mantenimiento y conservación de los túneles.

En vista de que este trabajo no está siendo "ni ágil ni satisfactorio", el Ayuntamiento promovió el secuestro temporal del servicio para ser la Administración la que se hiciera cargo de los trabajos de mantenimiento al considerarlos "insuficientes o nulos" por parte de Dragados. Este secuestro temporal se encuentra en periodo de revisión tras la imposición de medidas judiciales cautelares.

Dragados está llevando a cabo desde el pasado 5 de marzo los trabajos de reparación necesarios en los túneles afectados por filtraciones bajo la supervisión de los servicios técnicos municipales para poder reabrirlos a la mayor brevedad posible.

Se ha dado prioridad a aquellas infraestructuras con mayor incidencia sobre la movilidad de la ciudad, como son los túneles de Plaza de Castilla, Pío XII y Sor Ángela de la Cruz. La previsión era, salvo la aparición de nuevas incidencias, que a partir de esta segunda semana de marzo se pudieran ir abriendo progresivamente los diferentes túneles.

DOS EXPEDIENTES DE 450.000€ CADA UNO

El Ayuntamiento de Madrid ha abierto hasta el momento dos expedientes de penalidades de 450.000 euros cada uno a Dragados por incumplimiento de las obligaciones contractuales.

El expediente por el cierre del túnel de María de Molina fue notificado a Dragados el 26 de febrero y el de Plaza Castilla en las últimas horas. Los dos se encuentran en periodo de alegaciones, el primero por solicitud de ampliación de plazo y el segundo por prescripción legal.

Cada uno implica cuatro infracciones graves con un importe acumulado de 450.001 euros por expediente. El Ayuntamiento estudia la posibilidad de extender esta medida al resto de los túneles afectados.

SECUESTRO

Ante la "persistente negativa" de Dragados a ejecutar las órdenes del Ayuntamiento, el área de Desarrollo Urbano Sostenible, pilotada por José Manuel Calvo, inició la tramitación de los expedientes de secuestro temporal y parcial de la concesión para que las obras de reparación de filtraciones de agua pudieran ser ejecutadas por la propia Administración.

Una vez finalizado el plazo otorgado para ejecutar las actuaciones de arreglo de filtraciones en cuatro de los túneles señalados (AZCA, los dos de Pío XII y Ronda de Toledo), los técnicos municipales se personaron en ellos y levantaron las correspondientes actas en la que hicieron constar la inejecución de las obras exigidas, por lo que los cierres debían continuar.

Es por eso que el delegado del área acordó formalmente el secuestro temporal de la concesión según la Ley de Contratos del Sector Público y designó como interventores del secuestro a dos técnicos municipales. El mismo 9 de febrero declaró la emergencia del procedimiento para la ejecución inmediata de las obras necesarias para la apertura de los túneles secuestrados. La ejecución se adjudicó a la empresa Aceinsa al tiempo que se requería a Dragados el ingreso en las arcas municipales del presupuesto estimado provisional del coste de los trabajos.

Ese mismo día Dragados interpuso recurso contencioso-administrativo solicitando la aplicación de las medidas cautelarísimas, que fueron acordadas mediante los autos judiciales del 12 de febrero dictados por los juzgados 6 y 23 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid al entender que se dan perjuicios irreparables para la empresa en caso de ejecutarse el secuestro, además de desproporción entre el secuestro decretado y el derecho de Dragados a la libertad de empresa.

El Ayuntamiento presentó alegaciones aludiendo a la "intensidad extraordinaria del daño al interés público y a la movilidad de la ciudad", junto a la inexistencia, en su opinión, de perjuicio irreparable alguno para Dragados ya que el secuestro era parcial y temporal. La suspensión de las medidas de secuestro fueron nuevamente confirmadas por autos de 21 de febrero de dichos juzgados.