De Meo (Seat) pide "reinventar" los motores de combustión con el gas natural como principal actor

Luca de Meo, presidente de Seat
Europa Press
Actualizado 11/04/2018 14:43:34 CET

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Seat, Luca de Meo, defiende que el gas natural comprimido (GNC) tiene un "claro potencial" de negocio para el sector de la automoción, por lo que hay que "reinventar" los motores de combustión gracias a que existen muchos tipos de combustibles y tecnologías que pueden combinarse entre sí.

"Los coches impulsados por GNC son una alternativa sostenible y práctica a los vehículos tradicionales y a los eléctricos. No van en contra de estos, sino que son un complemento. Los clientes buscan comodidad y no cambiar sus hábitos", señaló el directivo durante el VI Congreso de Gasnam, 'Gas natural: Ecología inteligente para la movilidad', celebrado este miércoles en Madrid y que ha contado con la firma automovilística española como patrocinador oficial.

En este sentido, explicó que Europa tiene una gran ventaja competitiva frente a sus competidores en lo que respecta al desarrollo de motores de combustión, pero no en el campo de las baterías, por lo que pidió un mayor impulso del sector en este campo.

"También debemos reinventar los motores de combustión. Ahora existen muchos tipos de combustible y tecnologías que se pueden combinar entre sí", matizó.

En este contexto, el directivo explicó que en la industria de la automoción es el cliente quien manda y que el sector debe fijarse en el punto de vista de este, que ya mira hacia el coche conectado, autónomo, ecológico y compartido.

"Estamos en la etapa inicial de la cuarta revolución industrial, también llamada Industria 4.0. Vivimos un periodo de incertidumbre e inquietud. España debe crear entornos colaborativos más potentes. Tenemos que saber combinar potencia con agilidad", apuntó.

De Meo afirmó que las crecientes y "justas" exigencias medioambientales causarán la irrupción "definitiva" de las energías renovables. Según datos ofrecidos por el presidente de Seat, si el parque automovilístico español contase con un millón de vehículos ligeros impulsados por gas natural, se dejarían de emitir dos millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que equivaldría a llenar Madrid de árboles.

En este sentido, instó a que crezca la inversión en gasineras y que este tipo de vehículos se abra al mercado "igual que se está haciendo con los eléctricos". El directivo aseguró que habrá 300 instalaciones de suministro de gas en España para 2020, frente a las 2.000 con las que contará Italia y Alemania para dicho año.

De Meo puso en valor que los vehículos impulsados por GNC tienen un precio "similar" a los de combustión tradicional y que es el único combustible fósil no derivado de petróleo, con unas emisiones inferiores del 25% respecto a la gasolina y del 75% en comparación al diésel.

"Sirve para combatir el cambio climático. Es simple, práctico, cómodo y se adapta mejor que otras tecnologías en cualquier entorno, ya sea urbano, interurbano o de larga distancia. Está al alcance de todos. También supone un ahorro en el repostaje del 55% respecto a la gasolina y del 30% y del 15% en comparación al diésel y al GLP, respectivamente", detalló.

Por último, De Meo animó a otras marcas para que en 2030 circulen por las carreteras españolas un millón de vehículos movidos por GNC. En concreto, Seat estima unas ventas de 20.000 unidades por año de este tipo de vehículos en el mercado europeo para 2020.

"La realidad ha demostrado que el potencial es mucho mayor. En Martorell (Barcelona) ya hemos alcanzado el límite de producción por segunda vez y estamos trabajando para incrementarlo", indicó. La firma fabrica en esta planta las versiones de GNC del Ibiza y del León y también ensamblará la del próximo Arona GNC.

Durante la jornada, De Meo posicionó a Seat como la marca referente en GNC del grupo Volkswagen, anunciando que el Centro Técnico de la compañía, que cuenta con más de 1.000 ingenieros, desarrollará la tecnología GNC para el consorcio alemán. "Queremos que esta sea una tecnología 'made in Spain', queremos ser pioneros y creemos que lo vamos a conseguir", afirmó.