Salud lanza recomendaciones para prevenir la picadura de garrapata, que puede transmitir más de 50 enfermedades

Garrapata
FLICKER/JOHN TANN
Publicado 07/05/2017 12:59:53CET

MURCIA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud lanza recomendaciones para prevenir enfermedades por picadura de garrapata, especialmente destinadas a personas que pueden estar en contacto con estos insectos por su actividad laboral en el medio natural o relacionada con animales, o si practican senderismo, caza, u otras actividades en contacto con la naturaleza.

Esta iniciativa se realiza en colaboración con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que acaba de editar un folleto con consejos preventivos.

Las garrapatas son parásitos de un gran número de animales silvestres y domésticos que pueden picar a los humanos. Todas las garrapatas se alimentan de sangre y lo largo de su ciclo vital pueden ser tan pequeñas como una cabeza de alfiler o tan grandes como una alubia.

Estos insectos se encuentran en el suelo, normalmente ocultos entre la hierba o los arbustos. Cada especie tiene diferentes preferencias de hábitat: unas son comunes en zonas boscosas, otras prefieren parajes abiertos, con dehesa o incluso matorrales secos y algunas se han adaptado a vivir en el interior de las madrigueras de sus hospedadores o en construcciones humanas, como en las perreras.

La mayor parte de las especies de garrapatas están activas en los meses cálidos, desde la primavera hasta el otoño, aunque algunas lo están también durante el invierno.

En España existen más de 20 tipos de garrapatas que pueden estar infectadas con gran variedad de organismos patógenos. Estos parásitos pueden transmitir más de 50 enfermedades diferentes a los seres humanos.

Las enfermedades transmitidas por garrapatas más frecuentes son las de origen bacteriano, como la enfermedad de Lyme, la anaplasmosis o la rickettsiosis, las parasitarias como la babesiosis o las de origen vírico como la encefalitis o la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, cuyo riesgo sigue siendo bajo a pesar de que el año pasado se detectó el primer caso autóctono en España, en un hombre que falleció.

MANGA LARGA Y ROPA CLARA

La mejor forma de prevenir las enfermedades que transmiten las garrapatas es evitar su picadura siguiendo algunas recomendaciones en las salidas al campo. Entre ellas están utilizar manga larga y pantalón largo, evitar las sandalias o calzado abierto y usar siempre botas cerradas con calcetines procurando que cubran la parte inferior de los pantalones.

Es preferible usar ropa de color claro, ya que de esta forma será más fácil comprobar si hay alguna garrapata sobre ella. En el campo, caminar si es posible por la zona central de los caminos y evitar el contacto con la vegetación circundante y evitar asimismo sentarse en el suelo en las zonas con vegetación, además de utilizar repelentes autorizados tanto para las personas como para las mascotas de compañía.

Tras ir al campo es preferible revisar cuidadosamente el cuerpo para detectar la presencia de la garrapata o su picadura, sobre todo en axilas, cabello, ingles, detrás de las rodillas, dentro y fuera de las orejas, dentro del ombligo o alrededor de la cintura, ya que suelen preferir los lugares calientes y húmedos del cuerpo.

Como norma general el parásito tarda entre 24 y 48 horas en empezar a alimentarse de la sangre por lo que, hasta entonces, es menor el riesgo de transmitir la infección, de ahí la importancia de retirarla cuanto antes. Para ello, se recomienda usar unas pinzas de borde romo y punta fina o quitarlas con los dedos con unos guantes finos, tratando de evitar su aplastamiento o el uso de remedios naturales como aceite o alcohol.

El resultado es, muchas veces, la permanencia de parte del aparato bucal en la piel y la formación de un granuloma permanente. Por ello la extracción debe ser lenta y meticulosa: Se debe impregnar al parásito con una solución adecuada, dejar que actúe unos minutos y hacer tracción hasta forzar su desprendimiento.

Y es que, en los días siguientes a la picadura es preciso observar si aparece fiebre o erupción en la piel, ya que, en ese caso, hay que buscar atención médica indicando que ha sido picado por una garrapata.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies