El Papa: "Hay una guerra mundial para destruir el matrimonio"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Papa: "Hay una guerra mundial para destruir el matrimonio"

Papa Francisco en Georgia
INSTAGRAM
Actualizado 03/10/2016 10:38:00 CET

ROMA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha afirmado que existe una "guerra mundial para destruir el matrimonio" porque -según ha aseverado en un encuentro con seminaristas y religiosos en la iglesia de la Inmaculada en Tiflis (Georgia)- está amenazado, entre otras cosas por la "ideología de genero".

"Un gran enemigo hoy del matrimonio: la teoría de género. Hoy hay una guerra mundial para destruir al matrimonio. Hoy hay colonizaciones ideológicas que destruyen. Por lo tanto, hay que defenderse de las colonizaciones ideológicas, si hay problemas, hacer la paz lo más pronto posible antes de que termine la jornada", ha manifestado el Pontífice.

En su segundo y último día en Georgia, el Papa ha asegurado que el matrimonio "es la cosa más bella que Dios haya creado". "La Biblia nos dice que Dios creó al hombre y a la mujer a su imagen, es decir que el hombre y la mujer que se hacen una sola carne son la imagen de Dios", ha referido en su reunión con 300 consagrados y fieles católicos en la que escuchó algunos testimonios, entre ellos el de una mujer casada.

Así, el Pontífice ha reconocido las "dificultades que tantas veces surgen en el matrimonio". "Las incomprensibles, las tentaciones, resolvemos todo con el divorcio y así yo busco a otro, él busca a otra y empezamos de nuevo* Irina, ¿tú sabes quién paga los gastos del divorcio? Dos personas pagan. ¿Quién paga? (Los dos) ¿Los dos? Más. Paga Dios, porque cuando se divorcia una sola carne ensucia la carne de Dios. Y pagan los niños, los hijos. Ustedes no saben, queridos hermanos y hermanas, cuánto sufren los niños, los hijos pequeños cuando ven las peleas y las separación de los padres", ha explicado.

Así, ha invitado a "hacer de todo para salvar el matrimonio" pero ha precisado que es "normal" que en el matrimonio haya "peleas". "Suceden, a veces vuelan los platos. Pero si es verdadero amor, ahí, se hace la paz inmediatamente. Yo le aconsejo a los matrimonios: peleen todo lo que quieran, pero no acaben el día sin hacer la paz. ¿Saben por qué? Porque la guerra fría del día después es peligrosísima. Cuántos matrimonios se salvan si tienen el valor de, al final del día, no hacer un discurso, sino una caricia, y se hace la paz", ha proseguido.

"Es cierto hay situaciones más complejas, cuando el diablo se mezcla y pone a una mujer ante el hombre, que le parece más bella que la suya. O cuando pone a un hombre frente a una mujer, que le parece más bueno que el suyo. Pidan ayuda inmediatamente, cuando venga esta tentación, pidan ayuda inmediatamente. Y esto, lo que decía de ayudar a las parejas, ¿cómo se ayuda a las parejas? Se las ayuda con la acogida, la cercanía, el acompañamiento, el discernimiento y la integración en el cuerpo de la Iglesia. Acoger, acompañar, discernir e integrar. En la comunidad católica hay que ayudar a salvar el matrimonio", ha recordado.

Después, ha reiterado las tres palabras "de oro" en la vida matrimonial. "Cuando hay algo que uno hace por el otro, ¿saben decir gracias? Y si alguno de los dos hace alguna diablura, ¿saben pedir perdón? Y si ustedes quieren sacar adelante un proyecto o un día en el campo, ¿saben pedir la opinión del otro?' Tres palabras: ¿qué te parece, puedo?; gracias; perdón", ha aconsejado.

Finalmente, ha explicado que si en los matrimonios se usan estas tres palabras "el matrimonio saldrá adelante".

(EUROPA PRESS)

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies