Un autobús temático de la Junta promoverá el consumo de salazones y ahumados en 56 playas andaluzas

Actualizado 30/07/2008 20:15:48 CET

ALMERÍA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, presentó hoy en Almería una campaña para promocionar el consumo de salazones y ahumados procedentes de la industria artesanal andaluz, que se iniciará en la capital y los municipios de de Roquetas de Mar, Aguadulce, Adra y El Ejido, para concluir, dentro de dos semanas, en Huelva.

En rueda de prensa junto al presidente de la Asociación de Salazones y Ahumados, Juan Vázquez Malavé, Soler detalló que la iniciativa se desarrollará a través de un autobús temático que recorrerá hasta 56 playas del litoral andaluz durante el mes de agosto para difundir imágenes y "excelencias" de estos productos.

El titular del ramo, que subrayó la cuidada elaboración y calidad de los salazones y ahumados de la región gracias a la apuesta por la "modernización de instalaciones", abogó por incentivar la industria de transformación de productos pesqueros para "generar mayor valor añadido y mayor rentabilidad" al sector.

En esta línea, instó a hacer una apuesta por "mayores cotas de calidad y de diferenciación de los productos" para lo que apuntó la reciente incorporación al distintivo de la Junta de Calidad Certificada, una herramienta que, según afirmó, "les facilitará un buen futuro".

INDUSTRIA ARTESANAL.

La Asociación Andaluza de Fabricantes de Ahumados y Salazones tiene como finalidad garantizar la continuidad de esta industria artesanal, impulsar su desarrollo y promover un distintivo que garantice la calidad de esta producción conservera.

Está formada por doce empresas, que emplean a más de 750 personas, ubicadas en las localidades de Ayamonte e Isla Cristina (Huelva), Barbate, Chiclana y La Línea de la Concepción (Cádiz), y Málaga, donde la industria de las salazones y los ahumados se configura como uno de los pilares fundamentales de la economía y el empleo.

Las empresas de este sector en Andalucía manipulan 6.500 toneladas de salazones y 4.800 toneladas de ahumados, con un valor de producción superior a los 60 millones de euros, lo que sitúa a esta actividad en un lugar destacado dentro de la industria de la conserva andaluza.

En el transcurso de este acto, se ha presentado el libro 'Una tradición milenaria', elaborado por el historiador gastronómico Carlos Azcoytia, una obra que recoge, por primera vez, la historia milenaria de la elaboración de los salazones en Andalucía.