Actualizado 28/01/2012 20:10 CET

La Diputación destina 22,3 millones para "dinamizar empresas y crear empleo" en pequeños municipios

CÁDIZ, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Cádiz ha puesto en marcha el Plan Provincial de Desarrollo Local Sostenible 2012-2015, que, con un presupuesto de 22,3 millones de euros, persigue "dinamizar las empresas y los comercios en los municipios de menos de 20.000 habitantes y fomentar el empleo con actuaciones económicas sostenibles con el patrimonio social y medioambiental de cada uno de los municipios".

En un comunicado, el presidente de la Diputación, José Loaiza (PP), ha afirmado que el Plan Provincial de Desarrollo Local Sostenible está diseñado bajo el cumplimiento de "dos de los principales ejes de la política del equipo de gobierno", que, ha señalado, son "la creación de empleo y la ayuda y cooperación con los municipios de menor población".

De este modo, Loaiza, tras reconocer que la provincia, "debido a la falta de políticas eficientes de empleo por parte de los gobiernos socialistas", cuenta con una tasa de desempleo "insostenible", ha manifestado que programas como éste reflejan "el compromiso de la Corporación en la lucha contra el desempleo, especialmente en los municipios de menos de 20.000 habitantes".

En concreto, el Plan Provincial de Desarrollo Local Sostenible 2012-2015, contempla tres programas. Así, el primero de ellos cuenta con una dotación total de unos 6,7 millones, repartidos en la mejora de infraestructuras industriales y comerciales locales, con más de cuatro millones; la creación de espacios y centros de desarrollo empresarial, para lo que se destinan 2,3 millones; la transferencia entre la Universidad y la empresa, concepto en el que se invierten 252.000 euros, y la promoción empresarial, para lo que se destinan 322.000 euros.

El segundo programa contempla la promoción económica local sostenible, con unos 2,7 millones repartidos en la promoción y desarrollo de productos locales --que se lleva 1,6 millones--; el mantenimiento de una red de agentes de cooperación para el desarrollo local --para lo que se asigna una dotación de 976.000 euros--, y para el estudio económico y crecimiento y convergencia territorial, en el que se invierten 150.000 euros.

El tercer programa presupuestado persigue un municipio sostenible, con una dotación de unos 12,6 millones, de los que cuatro se destinan para el ahorro energético y el uso de energías renovables; tres para inversiones en infraestructuras para la sostenibilidad medioambiental; 2,6 para la instalación de alumbrado público eficiente; 1,7 para el fomento de experiencias piloto de municipio sostenible 2015; 640.000 para la elaboración de planes de movilidad urbana sostenible, y, por último, más de 445.000 euros para estudios de diagnóstico, sensibilización y formación.

Además, el presidente de la Diputación ha indicado que los objetivos estratégicos perseguidos con este plan son "crear empleo en sectores emergentes como las energías renovables y el ahorro energético", así como "generar autoempleo y contrataciones en pequeñas y medianas empresas derivadas de la comercialización de productos y servicios locales, únicos y singulares", y "racionalizar y mejorar las infraestructuras industriales y dinamizar los espacios comerciales".

En este sentido, ha añadido que esta estrategia tiene que operar en "modernizar y dinamizar" los espacios industriales y comerciales existentes en las pequeñas localidades, y en "crear una marca de calidad para dinamizar el consumo de productos locales y su comercialización". También, ha agregado, "en la disminución del gasto y dependencia energética, del impacto medioambiental, en tanto se favorece las políticas municipales de lucha contra el cambio climático, y la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero".

OTROS PLANES DE FOMENTO DEL EMPLEO

Al margen de este plan, la Diputación gaditana ya ha puesto en marcha con el inicio del 2012 otros planes para el fomento del empleo "dentro de una estrategia que tiene como horizonte el año 2015".

Así, uno de ellos es el caso del Programa de Empleo para Colectivos en Emergencia Social (Peces) dirigido "a las personas más desprotegidas en los pequeños núcleos de población de la provincia", que cuenta con un presupuesto total de 4,8 millones, de los que, en una primera fase, se destinan 800.000 euros en 38 municipios de menos de 20.000 habitantes y entidades locales para generar 782 contratos de 15 días durante los 45 días que dura este programa en cada localidad.

Por otra parte, el Plan Provincia de Promoción Económico-Turística (PET) nace con un presupuesto de 12,6 millones y "con la vocación de crear 4.000 nuevos empleos y fomentar el establecimiento de empresas turísticas".

A su vez, el Plan Provincial de Promoción Económica Cultural (PEC), dotado con un presupuesto de más de 11,5 millones, es "la herramienta que la Diputación utilizará para la creación de empleo a través de políticas culturales".

Se trata de un plan plurianual que está integrado por cuatro programas coordinados; en concreto, el de Fomento de la oferta cultural local --en el que se invierten 1.510.128 euros--; el de Apoyo a la industria cultural --3.124.230 euros--; el de Patrimonio cultural en clave económica --con una dotación de 6.921.754 euros--, y el de Seguimiento, a través del que "se evaluará el funcionamiento y los resultados de las diferentes actuaciones que se pongan en marcha y que se costea a través de recursos propios".