Actualizado 03/12/2014 23:33 CET

TS rebaja a 10 años y 9 meses la condena a un joven por matar a un anciano en Alcalá de los Gazules

CÁDIZ, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha rebajado de 15 a diez años y nueve meses de cárcel la pena impuesta por la Audiencia Provincial de Cádiz a un joven acusado de matar a un anciano con un palo de acebuche en Alcalá de los Gazules (Cádiz) en 2011, teniendo en cuenta las atenuantes de confesión y reparación del daño.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, mantiene el resto de pronunciamientos de la sentencia de la Audiencia Provincial, que también condenaba al joven a cuatro años de cárcel por robo con violencia, además de imponerle la prohibición de residir en la localidad gaditana hasta diez años después de cumplir la condena.

Tras admitir el recurso de casación interpuesto por el condenado, la Sala ha anulado parcialmente la sentencia dictada por la Audiencia y ha emitido un nuevo fallo, estableciendo que la pena de prisión a imponer al acusado sería de diez años y nueve meses, al concurrir las dos circunstancias atenuantes antes citadas.

LOS HECHOS

El TS da por válidos los antecedentes de la sentencia recurrida, que en los hechos probados recoge que el suceso tuvo lugar sobre las 6,37 horas del 9 de octubre de 2011, cuando el acusado se hizo con un palo de acebuche de grandes dimensiones y fue detrás de un vecino de la localidad alcalaína de 81 años, a quien propinó varios golpes en la cabeza hasta que cayó al suelo. En ese momento, el acusado aprovechó para registrarle y hacerse con la cartera que portaba en el pantalón antes de emprender la huida.

Posteriormente, se dirigió a su casa, donde se cambió de ropa, escondió la cartera en un hueco de la escalera y se deshizo del palo. A continuación, el acusado volvió a salir a la calle para dirigirse a la zona en la que se encontraba el herido, alertando a unas vecinas y dirigiéndose él mismo a un centro de salud para solicitar ayuda.

El anciano falleció en un centro hospitalario a causa de las heridas causadas por el condenado, el cual confesó la autoría de los hechos y colaboró en el esclarecimiento de los mismos.

Así las cosas, se establece una pena total de 14 años y nueve meses de cárcel --por asesinato y robo-- en lugar de los 19 que le fueron impuestos por la Audiencia Provincial de Cádiz en su sentencia del 7 de febrero de 2014.

Para leer más