Actualizado 31/03/2012 19:00 CET

Almonte acuerda suprimir las empresas municipales Emvial y Avantur y reducir los contratos externalizados

Pleno De Almonte
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE ALMONTE

PP critica que el PSOE no apoye este plan dejando "tirados" a los proveedores ante una "rémora" dejada por el antiguo gobierno

ALMONTE (HUELVA), 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Almonte (Huelva) ha aprobado en un pleno extraordinario y urgente el plan de ajuste para acceder a la financiación del pago a proveedores impulsado por el Gobierno de Mariano Rajoy, que contempla medidas como la reducción del personal de confianza o contratos externalizados, así como la supresión de empresas municipales que presenten pérdidas de un 50 por ciento del capital social, como son Emvial y Avantur.

Según ha informado el Consistorio almonteño en un comunicado, el plan de ajuste aprobado con los votos a favor de los Grupos Municipales de PP e IU y el voto en contra del PSOE también pasa por "medidas de reducción del gasto en personal laboral y de libre designación o la reducción y unificación de contratos de mantenimiento".

Asimismo, se ha decidido no continuar con los pagos a la sociedad Exclusivas Doñana (campo de golf) o aplicar recortes en la Mancomunidad de Desarrollo del Condado de Huelva y de la Unidad Territorial de Empleo o el Consorcio de Bomberos. Igualmente, el Ayuntamiento ha indicado que se dará "un nuevo enfoque" a los talleres culturales y escuelas deportivas, se reducirá en la prestación de "servicios no obligatorios" y se renovará de la deuda actual con las entidades financieras.

En cuanto a los ingresos, el plan contempla una subida temporal del 0,10 por ciento en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a partir de 2014, así como medidas para "mejorar en la recaudación, potenciar la inspección tributaria, la correcta financiación de tasas y precios públicos; la revisión de servicio de abastecimiento de agua por parte de Giahsa y el estímulo comercial de la sociedad Exclusivas Doñana".

Según ha apuntado el Consistorio, son 200 las empresas acreedoras que aparecen en el listado publicado en la página web municipal, un 85 por ciento de las cuales son almonteñas, que suman una deuda con un importe nominal cercano a los 10.600.000 euros a 31 de diciembre del pasado año.

CRÍTICAS A LA NEGATIVA DEL PSOE

El alcalde de Almonte, José Antonio Domínguez Iglesias, ha reprochado a los socialistas que no hayan apoyado este plan de ajuste, ya que afirma que se trata de un crédito "para pagar la rémora que el PSOE nos han dejado". "Preferís mirar hacia otro lado dejando tirados a los proveedores", ha increpado a los socialistas.

Por su parte, el concejal de Hacienda, José Carlos Curto, ha señalado que este plan trata de salvar la tesorería municipal, habida cuenta del "saldo negativo de nueve millones de euros" de las arcas, al que hay que sumar "la deuda financiera y la contraída con proveedores".

Así, Curto ha acusado al anterior equipo de gobierno de protagonizar "un despilfarro general que exigía medidas como la que ha tomado ahora el PP". De este modo, ha apuntado que "6.355.000 euros de este crédito irán a Urbaser, porque estos señores --PSOE-- no pagaban". También ha señalado otros "atrasos" como el pago de 300.000 euros a la empresa DAMAS de transporte público, 127.688 euros de gasto telefónico, 811.000 euros de electricidad o 12.000 euros en viajes.

Por su parte, el concejal y portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Daniel Martínez, ha destacado durante la sesión que "con el plan de ajuste no se produce una merma de los servicios que ha de prestar el Ayuntamiento", mientras que el PSOE "lleva años incrementando los impuestos y es responsable de la actual incapacidad de los ayuntamientos para hacer frente a los pagos".