Publicado 29/06/2020 16:24:14 +02:00CET

El Ayuntamiento de Huelva coloca trampas de feromonas para reforzar la campaña anual contra la procesionaria

Una de las trampas de feromonas colocadas en pinos de ciudad.
Una de las trampas de feromonas colocadas en pinos de ciudad. - AYUNTAMIENTO DE HUELVA

HUELVA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Parques y Jardines de la Concejalía de Hábitat Urbano e Infraestructura del Ayuntamiento de Huelva ha colocado trampas de feromonas en una veintena de pinos de la ciudad, con el objetivo de reforzar la campaña anual contra la procesionaria que incluye distintas actuaciones periódicas para minimizar al máximo posible la presencia de orugas.

Así, según ha explicado la concejala responsable del Área, Esther Cumbrera, "se trata de una experiencia piloto que, si nos da buenos resultados, agregaremos a los tratamientos de endoterapia vegetal que desarrollamos de manera rutinaria".

Ha explicado que para luchar contra la procesionaria el Consistorio aplica un tratamiento en los casi 850 ejemplares existentes en la ciudad "que nos está dando muy buenos resultados, permitiéndonos controlar la plaga en un 95 por ciento de los pinos lo largo del tiempo".

Además, "para atajar posibles rebrotes, en zonas abruptas y de difícil acceso, o en espacios naturales como el Parque Moret, aplicamos actuaciones de choque que nos permiten abordar el problema con urgencia".

Por ello, la concejala ha insistido en que van a probar este método, "especialmente diseñado para zonas verdes, parques públicos y áreas al aire libre, ya que es completamente natural, no implica el uso de ningún tipo de sustancia química, por lo que es completamente inocua para personas y animales siguiendo la apuesta de la concejalía por potenciar los controles biológicos de las plagas y no mediante productos que puedan dañar el medio natural", ha subrayado la edil.

Las trampas con feromonas deben colocarse al principio del verano, para atrapar a las polillas machos y acabar con el ciclo de reproducción, atrayendo a los adultos machos para impedir la fecundación de las hembras.

Estas trampas contienen feromonas, atrayentes sexuales, para llamar la atención de los ejemplares adultos durante la fase de vuelo en la que se trasladan desde el suelo a las ramas del pino con la intención de localizar hembras para reproducirse y colonizar el árbol. Cuando los adultos de procesionaria caen en la trampa se consigue interrumpir el proceso natural de reproducción y, por tanto, la colonia de procesionaria se extingue poco a poco. La feromona tiene un periodo de emisión de tres meses, por lo que no es preciso renovarla.

Respecto a la campaña anual, el tratamiento contra la procesionaria que desarrolla el Ayuntamiento de Huelva está incluido en el programa de endoterapia vegetal que se lleva a cabo para el control biológico del arbolado de la ciudad. Un programa que reduce "al mínimo" los productos químicos y refuerza la seguridad aplicando el tratamiento directamente a la planta, en el caso de la procesionaria, a través de unas cánulas que se abren en la base de los pinos, inyectando el antídoto para que recorra todo el árbol a través de su propia savia.

La campaña anual incluye todos los ejemplares existentes en la ciudad, tanto en parques, como en calles de todas las barriadas, encontrándose las mayores concentraciones de pinos en la prolongación de la Avenida de Andalucía, el Parque Moret, Francisco Jiménez, Zafra y 12 de Octubre.

Se trata de un tratamiento fitosanitario, que además, al apostar por la inyección de sustancias directamente en el sistema vascular de la planta, elimina los tradicionales tratamientos aéreos. De esta forma, se evitan pulverizaciones o aspersiones de productos, minimizando los riesgos sobre el medio ambiente y reforzando la seguridad, ya que resultan totalmente inocuos para la salud de las personas y animales, pudiéndose utilizar a cualquier hora del día.

Contador