Publicado 01/04/2021 11:09CET

El sector hostelero de Huelva prevé facturar esta Semana Santa un 52% menos que "en circunstancias normales"

Archivo - Dos personas en un bar del paseo marítimo de la playa de Matalascañas, en una imagen de archivo.
Archivo - Dos personas en un bar del paseo marítimo de la playa de Matalascañas, en una imagen de archivo. - María José López - Europa Press - Archivo

HUELVA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sector hostelero de la provincia de Huelva prevé que esta Semana Santa su facturación sea casi del 52 por ciento menos que en unas "circunstancias normales", debido a que la pandemia del Covid-19 ha vuelto a impedir por segundo año consecutivo la salida de las hermandades a la calle y que, además, se prohíbe la movilidad entre provincias.

Así lo ha indicado a Europa Press el secretario general del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva (CETH), Rafael Barba, quien ha destacado que este dato para el sector es "una auténtica tragedia", aunque, al ser un dato estimativo, esperarán a terminar la semana para hacer un balance final.

En este punto, ha señalado que, en principio no se prevé nuevos rescates de trabajadores en ERTE para los días festivos, ya que la situación "tal como estaba conformada con la ampliación de los horarios a las diez y media no ha cambiado sustancialmente" y "no se espera mayor intensidad en el desarrollo de la actividad", teniendo en cuenta la situación y los cierres perimetrales de otras provincias.

"En esta pandemia hemos aprendido a ser muy prudentes y, para dar el mismo servicio que para los fines de semana, lo único que habrá será una modulación de los horarios", ha añadido.

Con respecto a los hoteles, Barba ha señalado que la situación continúa prácticamente igual y la provincia cuenta con entre 2.500 y 2.700 plazas hoteleras, un diez por ciento del total, debido a las medidas restrictivas por la pandemia, lo que genera que "no haya demanda", por lo que ha apuntado que si las previsiones de reapertura eran en el mes de junio, finalmente se podría estar hablando ya del mes de julio ya que "la temporada estival no pinta nada bien".

De este modo, ha señalado que sí se encuentran abiertos los paradores, los hoteles de la capital y la oferta de hoteles rurales en el entorno de la Sierra de Huelva, así como en torno a un 70 por ciento del total de las plazas de los campings.

Así, ha puntualizado que los campings se encuentran en una situación similar a los hoteles, ya que el cliente que puede recibir ahora es el de "larga estancia" o de cercanía de la provincia. Por ello, ha remarcado la importancia de la movilidad "para que pueda haber turismo" y se reactive el sector, porque "todo está condicionado a eso".

"Comparar la Semana Santa de 2019 con esta es muy complicado, ya que no existe la más mínima homogeneidad en las condiciones del desarrollo de la actividad", ha destacado, toda vez que ha añadido que "a partir de ahí habrá quien haga más esfuerzos, pero el problema es que no hay demanda".

Finalmente, Barba ha recordado que la Semana Santa era "un termómetro" que medía el posible comportamiento del cliente cara a la temporada alta, pero "no se medía de Domingo de Ramos a Domingo de Resurrección", porque "los días buenos eran los festivos", por lo que a efectos económicos en la cuenta de resultados de un establecimiento era "interesante" pero "no sumamente importante", con lo cual, ha destacado que la situación es peor porque "ahora no podemos hablar de Semana Santa".

Contador

Para leer más