Publicado 19/07/2020 11:24CET

El sector hotelero de Huelva señala que el uso obligatorio de mascarilla genera "un parón" en la ocupación

Instalaciones del Gran Hotel del Coto de Matalascañas.
Instalaciones del Gran Hotel del Coto de Matalascañas. - DIPUTACIÓN DE HUELVA. - Archivo

HUELVA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Círculo Empresarial de Turismo de Huelva (CETH) ha señalado que el uso obligatorio de la mascarilla impuesto en Andalucía por los rebrotes del Covid-19 ha provocado un aumento de cancelaciones y un "parón" en la subida de la ocupación hotelera, que ronda el 35,3 por ciento y que estaba llegando desde la última semana y hasta mitad de esta al 37 por ciento.

Así lo ha indicado a Europa Press el secretario general del CETH, Rafael Barba, que ha apuntado que desde el sector asumen "con naturalidad y respeto" esta medida preventiva, pero remarca que la caída de la ocupación "es una consecuencia" porque "disuade al cliente a movilizarse por los inconvenientes que le producen y es otra cosa más con la que tenemos que lidiar".

En este sentido, ha subrayado que la situación "es muy complicada" con los rebrotes y con la incertidumbre de que los hoteles no saben lo que tendrán de ocupación "de hoy para mañana", por lo que asevera que "hay que ir día a día, ya que hacer previsiones ahora mismo es imposible porque todo es muy volátil".

En este contexto, Barba ha mantenido que la ocupación hotelera no ha cambiado "sustancialmente" en la primera quincena de julio, aunque en los últimos días había avanzado un punto o punto y medio en mejora de las reservas, "con un descenso razonable de las cancelaciones desde finales de la semana pasada", pero este miércoles "tras el anuncio en BOJA del uso de mascarillas, hubo un parón y cancelaciones".

A este respecto, ha destacado que mucha gente pregunta en los establecimientos por las condiciones de su uso y "lo entiende como un contratiempo", por lo cual, "se han sufrido cancelaciones y se ha parado desde el miércoles todo lo que se había avanzado en ese punto o punto y medio de incremento porcentual de ocupación".

"Lo que está clarísimo es que las ocupaciones más altas son del fin de semana y quizá se pueda producir alguna punta de ocupación del 60 por ciento puntualmente, pero en la media general del mes son esas cantidades, no ha variado mucho y lo que se había avanzado se ha diluido desde el miércoles", ha reiterado Barba.

De esta manera, ha apuntado que esta semana algunos hoteles, por ejemplo en Matalascañas, tenían una ocupación del 15 por ciento "lo que se traduce en 150 personas", al igual que algún hotel de Islantilla que rondaba el 17 por ciento y destaca el dato positivo de Isla Cristina, "cuyo hotel vacacional sí tiene una buena ocupación de entorno a un 50 por ciento".

Así las cosas, el secretario general del CETH, ha subrayado que se producen algunas puntas de ocupación, "pero fundamentalmente reservas de uno o dos días, cosa que en circunstancias normales sería impensable en estos momentos" ya que "la gente sabe que hay mucha oferta disponible y reserva a ultimísima hora o van directamente al hotel".

Con respecto al uso obligatorio de mascarillas, Barba ha hecho hincapié en que no critica la medida "porque es con el objetivo de garantizar la salud de todos", pero considera que "se ha vendido mal el mensaje" de cara a ayudar al sector turístico y cree este debería haber sido "en positivo", especificando que en la playa "solo era necesaria para pasear y no el resto del tiempo".

"Motivos tendrá la administración para tomar esta medida y vaya por delante que lo primero es garantizar la salud, pero eso tiene una repercusión, evidentemente", ha reiterado.

OCUPACIÓN EN AGOSTO

Con respecto a los datos, Barba ha especificado que el estudio de ocupación indica que julio había avanzado casi diez puntos en previsiones con respecto al que se hizo en junio, pasando de un 25 por ciento a un 35,3 por ciento y que entre la última semana del mes de junio y hasta mitad de esta "habían avanzado casi hasta el 37 por ciento".

Por otra parte, ha indicado que es "muy complicado" saber cómo evolucionarán las de agosto "porque las reservas se están haciendo a última hora", aunque las previsiones actuales indican que se mantienen y no se han movido demasiado de los parámetros previstos a principios de julio, que son entorno a un 39 o 40 por ciento, "aunque ya se están empezando a producir cancelaciones".

Para concluir, Barba ha puntualizado que en agosto los avances evolucionan de "forma muy lenta" y las cancelaciones, que se habían mantenido, "se vuelven a disparar otra vez", por lo que "es aceptado por todo el sector que va a ser un año muy malo", ya que no cree que haya "un revulsivo" que haga que se llegue a un 60 por ciento de ocupación "más allá de casos puntuales que sí que los hay".

Por otro lado, entre el 90 o 95 por ciento de los hoteles de la provincia se encuentran abiertos y funcionando y los restantes abrirán para septiembre.

Para leer más