Actualizado 21/10/2020 15:11 CET

Suspendidas temporalmente las peregrinaciones extraordinarias ante la Virgen del Rocío por la segunda ola del Covid-19

Virgen del Rocío, en la parroquia de la Asunción. Mayo de 2020.
Virgen del Rocío, en la parroquia de la Asunción. Mayo de 2020. - HERMANDAD MATRIZ DE ALMONTE. - Archivo

ALMONTE (HUELVA), 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La junta de gobierno de la Hermandad Matriz de Almonte (Huelva), ante el importante ascenso en los últimos días de casos confirmados por Covid-19 en la comarca del Condado y toda Andalucía, ha decidido suspender temporalmente el calendario de peregrinaciones extraordinarias de las hermandades ante la Virgen del Rocío.

Podcast Andalucía Informa 21 de octubre de 2020

Se trata de una decisión tomada "por responsabilidad y en coherencia con la línea" que ha seguido desde el inicio de esta situación sanitaria y atendiendo a las recomendaciones de las autoridades competentes, según ha informado la hermandad Matriz en un comunicado.

Así, se ha decidido suspender temporalmente el calendario de peregrinaciones extraordinarias, de manera que, si las circunstancias lo permiten, lo retomarán próximamente.

"Seguimos muy pendientes de la evolución de la pandemia y rezamos a la Santísima Virgen del Rocío por la pronta recuperación de los enfermos", ha concluido la hermandad.

Hay que recordar que el pasado mes de septiembre comenzó el calendario de peregrinaciones extraordinarias ante la Virgen del Rocío, la cual se encuentra en la iglesia parroquial de Almonte (Huelva), al no ser posible su traslado a su ermita debido a la crisis sanitaria generada por el coronavirus.

La estancia extraordinaria de la Virgen del Rocío en la Iglesia parroquial de Almonte, a causa de la pandemia del coronavirus, hacía que la peregrinación extraordinaria que, fuera de la romería, realiza cada una de las hermandades filiales a la aldea de El Rocío, tuviera este año como destino la localidad de Almonte y tuvieran que contemplarse medidas excepcionales.

Entre las medidas destacaban el mantenimiento de la distancia de seguridad y mascarillas, limitación del número de peregrinos y limitación del aforo de la iglesia (unas 25 personas acreditadas por hermandad), entre otras, así como la colocación de pantallas en el santuario para las personas que, por restricción de aforos, no pudieran venir a la parroquia almonteña.

La medida más drástica que se contemplaba era la interrupción temporal del calendario de peregrinaciones, si la situación sanitaria así lo determinara. De hecho, ciertas hermandades no realizaron su peregrinación al ser complicada la coyuntura de su localidad o ciudad por el Covid-19. Finalmente, esta segunda ola ha llevado a la suspensión temporal del calendario.

Para leer más