La tradicional Saca de las Yeguas llevará este miércoles más de 1.500 equinos a su paso por El Rocío (Huelva)

Archivo - La tradicional Saca de las Yeguas de Doñana a su paso por la aldea de El Rocío en una imagen de archivo.
Archivo - La tradicional Saca de las Yeguas de Doñana a su paso por la aldea de El Rocío en una imagen de archivo. - A. Pérez - Europa Press - Archivo
Publicado: miércoles, 26 junio 2024 5:51

ALMONTE (HUELVA), 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Almonte (Huelva) acoge este miércoles uno de sus días grandes, la Saca de las Yeguas, que llevará hasta la localidad más de 1.500 cabezas de ganado, realizando previamente su tradicional paso por la aldea de El Rocío. Se trata de una de las tradiciones más emblemáticas del municipio, que comenzó a regularizarse por medio de una ordenanza del Duque de Medina Sidonia en 1504, aunque existen numerosas referencias que datan a este acontecimiento ganadero desde mucho antes.

Según ha indicado el Ayuntamiento almonteño en una nota, es especialmente "multitudinario" el paso de los equinos por el Santuario de la Virgen del Rocío, donde se realizará un acto de bendición y rezo de la Salve al paso de la última tropa. La primera tropa, procedente de Rocina Sur y Rocina Norte, realizará su paso sobre las 10,00 horas, aproximadamente, y se prevé que la última, venida desde Marismillas, Las Nuevas y Marisma de Hinojos, pase sobre las 11,30 horas.

El Ayuntamiento de Almonte ha emitido un bando para garantizar la seguridad y el buen desarrollo de esta jornada. La Policía Local acondicionará las calles de la aldea para facilitar el paso de las yeguas y el estacionamiento y circulación de vehículos estará restringido temporalmente por estas zonas de paso.

Similares medidas se tomarán también en la zona de sesteo, ubicada en el camino de los Llanos, detrás del Pastorcito. Las yeguas llegarán a este punto a las 13,00 horas, aproximadamente, y saldrán para Almonte entorno a las 19,00 horas. Durante este tiempo, estará prohibida la circulación por el camino ya que se dificultaría el tránsito y manejo de los equinos.

A las 19,30 horas está prevista la entrada de la primera tropa de yeguas en Almonte. Más de 1.500 cabezas de ganado, organizadas en diez tropas, que entrarán por el camino de Los Llanos, La Marmoleja, Feria, Altozano, Héroes de Baler, Manuel de Falla, Cristo, El Pocito y Camino de Villalba, hasta llegar al Recinto Ganadero Huerta de la Cañada.

Este año, además, coincide este día con la víspera de la Feria de San Pedro, patrón de Almonte, que se celebrará hasta el 1 de julio en el parque de El Chaparral. A las 23,00 horas, momentos después del paso de las tropas por la zona de la calle Feria, tendrá lugar el alumbrado del Real de la Feria.

Del 27 al 30 de junio se realizarán las faenas tradicionales en el recinto ganadero que estará abierto al público en general desde las 08,00 horas a las 21,00 horas. Allí se realizarán las labores de marcaje e identificación del ganado, la tusa --corte de crines, cola y desparasitado de los animales--, mercado de compra-venta de ganado y concurso morfológico de la raza equina marismeña.

El 1 de julio se producirá la salida del ganado, conducido nuevamente por los yegüerizos, hasta sus zonas de origen en Doñana. La labor de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño y sus asociados es fundamental para la conservación de estos ejemplares de la raza autóctona marismeña.

UN RITO ANCESTRAL

El día 26 de junio, el municipio de Almonte cumple con una de sus tradiciones más longevas, la ancestral Saca de las Yeguas. Por la festividad de San Juan, los yegüerizos se adentrarán para agrupar al ganado por las marismas en el Espacio Natural de Doñana, en enclaves tan emblemáticos como Marismillas, Matasgordas o Las Mogeas. Una vez reunidas en las playas del Rocío, en el mismo 26, las tropas son trasladadas, desfilando por la mañana frente al Santuario de la Virgen del Rocío, siendo bendecidas por el mismo capellán de la ermita, tanto al ganado como a los yegüerizos.

Desde allí, emprenden el camino hacia Almonte, haciendo sesteo a pocos kilómetros de la localidad para hacer la entrada en sus calles al atardecer. Serán guiadas después hacia el recinto ganadero, donde permanecerán varios días, realizándose varias faenas como el herrado y marcaje a los potros y la tuza (corte de crines), para su posterior venta. Todo ello coincide con la celebración de la feria local, dedicada a San Pedro, que, en su origen, estuvo motivada por la venta de ganado allá por el año 1873.

Se trata de una tradición centenaria que fue regulada en 1504 por una ordenanza del Duque de Medina Sidonia. Ya existía la presencia de esta estirpe marismeña desde las invasiones de los distintos pueblos y culturas que se asentaron en torno al Lago Ligustinus, como los tartessos o los romanos. Durante el imperio romano, los caballos hispanos eran requeridos para las carreras de carros circenses, provenientes de las provincias de la Bética y Lusitania.

No será hasta el siglo X, bajo el dominio musulmán, cuando los cronistas, historiadores y viajeros del Al-Andalus nos hablen de la cría caballar en la Al-Mada’in (marismas), en la desembocadura del Guadalquivir. Se hacían las cubriciones de las yeguas y el cruce de la raza española y africana por disposición del Almanzor.

Un texto del historiador y escritor árabe, Isa Ibn Ahmad Al Ra-zi, nos arroja la primera referencia sobre el concepto de "saca", donde nos indica que las yeguas y potros de las Marismas del Guadalquivir llegaban cada año a finales de junio al palacio de Medina Azahara (Córdoba), causando admiración entre los caudillos árabes.

El aprovechamiento del ganado marismeño con fines agrícolas y militares se fue sucediendo a lo largo de la historia, bajo la ardua tarea de la figura del yegüerizo. Desde el punto de vista ecológico, la raza equina marismeña, por su feralidad, supone un integrante importante del equilibrio ecológico de una de las áreas protegidas más importante de Europa.

Contador

Leer más acerca de: