Adjudicada la primera fase de rehabilitación del Convento de San Andrés

Primera fase rehabilitación del Convento de San Andrés
EUROPA PRESS/AYTO MÁLAGA
Actualizado 14/07/2016 16:45:43 CET

MÁLAGA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV), ha adjudicado la primera fase de la rehabilitación del Convento de San Andrés a la empresa Hermanos Campano por un importe de 853.389 euros y un plazo de ejecución de once meses.

Esta primera fase, que será cofinanciada por el Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento --a través del 1,5 por ciento cultural--, pretende recuperar este emplazamiento, que data del siglo XVI y que representa uno de los recintos carmelitas más importantes del país.

Con este fin, se reconstruirán sus muros y cubiertas con técnicas antiguas para que se parezca lo más posible al que pudo ser su estado primigenio. Para ello, se tomará como referencia la Iglesia del Carmen, que formaba una unidad con el Convento.

Se prevé que los trabajos de rehabilitación comiencen tras el verano, una vez que se cumplimenten los diferentes trámites administrativos necesarios, según han informado desde el Consistorio a través de un comunicado.

PRIMERA FASE

En concreto, la primera fase contempla la rehabilitación del Refectorium del antiguo Convento de San Andrés, un espacio donde estuvo encarcelado el general Torrijos, así como la recuperación de otras dependencias del Convento.

El Refectorium, una vez rehabilitado, se utilizará como zona de exposición y administración del Centro de Interpretación Histórico, dedicado a la memoria de Torrijos. El espacio abarca una superficie de 238,20 metros cuadrados y consta de la sala abovedada, vestíbulo y aseo.

Las otras dependencias del convento a rehabilitar en esta primera fase, que cuentan con tres plantas y una superficie útil de 286,95 metros cuadrados, se destinarán a la Fundación Carnaval de Málaga.

Por otra parte, se abordará la integración de esta primera fase en el entorno de la trama urbana, con la ejecución de una pequeña plaza entre los dos edificios que se recuperan.

El proyecto al completo de esta primera fase ha sido elaborado por el arquitecto José Ramón Cruz del Campo. La siguiente actuación, cuya redacción ha sido adjudicada al arquitecto Demófilo Peláez, versará en la rehabilitación del resto del conjunto histórico del edificio y del patio del inmueble.

Una vez finalizada la redacción de esta segunda fase, que se está ultimando y de la que se recabarán los pertinentes permisos de las distintas administraciones, se licitará el concurso para el desarrollo de las obras.

PRESUPUESTO TOTAL

El presupuesto total de licitación de esta primera fase asciende a 1.207.664,45 euros, de los que el 60 por ciento ha sido subvencionado por el Ministerio de Fomento con cargo al 1,5 por ciento Cultural. Concretamente, éste destina 658.726,06 euros, siendo el resto financiado con fondos municipales.

Así, el Convento de San Andrés ha pasado a formar parte del conjunto de proyectos de recuperación del patrimonio histórico español en Andalucía que va recibir esta subvención. En toda la comunidad, el Ministerio aporta 7.481.600,46 euros a estos fondos.

TRABAJOS DE ARQUEOLOGÍA

Durante 2015, la empresa Taller de Investigaciones Arqueológicas ha desarrollado los trabajos de estudios previos arqueológicos y paramentales en apoyo al proyecto de restauración del antiguo Convento de San Andrés.

Éstos han consistido en un estudio completo, materializado en la ejecución de 19 sondeos arqueológicos y 80 catas paramentales, que ha permitido definir la evolución histórica del edificio.

El devenir histórico comienza tras la cesión en 1584 de la ermita de San Andrés y la iglesia a los carmelitas descalzos. En 1592, se construye el núcleo del convento, con el claustro y dependencias anejas.

Durante los siglos XVII y XVIII, el impulso del convento continúa, ampliándose en número las edificaciones, haciéndose más compleja la estructuración entre ellas. En estos años se edifica el actual refectorio y el Cenador, dotándose al convento y al barrio de agua corriente.

La desamortización del edificio marca una nueva etapa, que supone el traspaso a manos privadas, con la edificación de viviendas sobre las antiguas huertas, la demolición de la torre de Fonseca y las modificaciones al interior del edificio para dotarlo de las infraestructuras necesarias para las nuevas actividades industriales y de almacenaje.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial