El secretario general del PP de Málaga, José Ramón Carmona, en una imagen de archivo
El secretario general del PP de Málaga, José Ramón Carmona, en una imagen de archivo - PP
Actualizado: lunes, 12 febrero 2024 10:47

MÁLAGA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP de Málaga, José Ramón Carmona, ha criticado este lunes que el Ministerio del Interior "ha cursado una orden a la Guardia Civil de no participar en el minuto de silencio que ayuntamientos y diferentes instituciones han convocado este mediodía en memoria de los dos agentes asesinados en Barbate (Cádiz)".

Así, ha censurado este "intento de coacción" por parte del Ministerio y su titular, Fernando Grande-Marlaska, "en un momento especialmente doloroso para la Benemérita y para el conjunto de la sociedad". En este punto, ha recordado que dicho homenaje ha sido convocado por la propia Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

El dirigente 'popular' ha trasladado a la Guardia Civil su "solidaridad y su pésame por esta tragedia" y ha lamentado que "numerosos ayuntamientos de la provincia han recibido las excusas de los agentes ante la orden expresa del Ministerio para que no asistan, instándoles a trasladar sus disculpas a las instituciones e indicándoles que, de acudir, deben hacerlo a título personal y no uniformados".

Para Carmona, esta "maniobra" responde al "burdo intento del Gobierno por minimizar la crisis institucional generada por este tremendo suceso". Así, ha alegado en un comunicado que "los españoles y, especialmente los andaluces tienen derecho a saber si estas son las formas que emplea Marlaska para atajar este tipo de situaciones, poniendo el foco sobre los agentes de la Guardia Civil que, en todo caso, son las víctimas".

"Al parecer, Interior ha trasladado esta orden a los agentes y luego la ha revocado, aunque no está claro; lo que sí tenemos claro es la impotencia que han trasladado muchos agentes a las instituciones por no poder participar en este minuto de silencio por sus compañeros asesinados en Barbate", ha concluido Carmona.

Contador