Detenidas 27 personas al desarticular en Úbeda (Jaén) una organización de venta de droga

Actualizado 06/09/2019 12:01:35 CET
Efectos intervenidos
Efectos intervenidos - GUARDIA CIVIL - Archivo

ÚBEDA (JAÉN), 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a 27 personas, 18 de ellas ya en prisión, tras la operación desarrollada en Úbeda (Jaén) y con la que se ha logrado "la total desarticulación" de una organización criminal, liderada por el conocido clan familiar de los Pikikis y que presuntamente se dedicaba a introducir y distribuir importantes partidas de cocaína de gran pureza, hachís y cannabis en la provincia de Jaén.

La operación policial, según ha informado la Guardia Civil, comenzó a fraguarse en septiembre del año pasado cuando se tuvo conocimiento de que un vecino de Torreperogil (Jaén) estaba introduciendo periódicamente partidas de cocaína para suministrar a otros distribuidores.

A partir de aquí se inició una investigación que se ha dilatado durante casi un año y que ha culminado con la detención y puesta a disposición judicial de estas 27 personas como presuntas autoras de los delitos de pertenencia a organización Criminal, contra la salud pública-tráfico de Drogas, tenencia ilícita de armas, robo con violencia, blanqueo de capitales y defraudación de fluido eléctrico.

La investigación siguió el hilo de la droga hasta concluir en Úbeda, concretamente en el clan familiar de los Pikikis, con amplio
historial delictivo, tanto por delitos violentos, como por tráfico de drogas.

La actividad principal era introducir periódicamente importantes partidas de estupefacientes, principalmente, cocaína de gran
pureza, que posteriormente cortaban y adulteraban ellos mismos, para
aumentar las cantidades. Así se hacía con importantes beneficios
económicos que posteriormente blanqueaban mediante la compra-venta de inmuebles y vehículos de alta gama.

Con estos datos, se dio inicio la operación policial bautizada como 'Zatico'. Al frente de la organización criminal se encontraba una mujer, considerada la matriarca del clan. Bajo su dirección se
encontraban cuatro de sus hijos que participaban directamente en
las actividades delictivas.

Fruto de la combinación de la labor operativa y del análisis de las informaciones obtenidas en el control sobre los investigados, se logró la ubicación e identificación, tanto de las guarderías en las que almacenaban las distintas partidas de estupefacientes como el emplazamiento de las plantaciones de cannabis de los que disponía la organización.

Paralelamente a las labores operativas realizadas, se ha llevado a cabo una investigación patrimonial que ha permitido descubrir tanto el patrimonio real que los investigados poseían como la vinculación directa del aumento de dicho patrimonio, con las actividades ilícitas a las que se dedicaba la organización.

Los beneficios de la venta de droga los blanqueban mediante la
adquisición de inmuebles, vehículos de alta gama y embarcaciones que
registraban a nombre de testaferros y falsos propietarios, y que en otros casos, intentaban justificar fiscalmente con la actividad comercial de una de las empresas de las que era propietaria una de las detenidas.

En el marco de la operación, dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Úbeda, se han llevado a cabo 16 registros domiciliarios, tanto en Úbeda, como en varias localidades de la provincia de Jaén, con un despliegue policial de más de 200 efectivos de la Guardia Civil.

Durante los registros, los agentes han intervenido dos kilogramos de cocaína de gran pureza, ocho kilogramos de hachís y 800 plantas de cannabis procedentes de dos plantaciones, 48 kilogramos de picadura de tabaco, además de diferentes fármacos para cortar y adulterar la cocaína. Junto a ello, se han requisado cuatro armas municionadas y se han inventariado 15 inmuebles, 60 cuentas bancarias con 70.000 euros, otros 70.000 euros en metálico, numerosas joyas y una embarcación marítima.

Contador