5 de junio de 2020
 
Publicado 10/04/2020 13:30:25 +02:00CET

La FOAM reclama "separar" a los residentes contagiados y los sanos "en edificios diferentes"

Personal del ayuntamiento desinfecta la zona del centro de personas mayores Joaquín Rosillo de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), donde la Junta de Andalucía ha confirmado 79 casos de coronavirus Covid-19 y la muerte de 24 de los ancianos contagiados
Personal del ayuntamiento desinfecta la zona del centro de personas mayores Joaquín Rosillo de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), donde la Junta de Andalucía ha confirmado 79 casos de coronavirus Covid-19 y la muerte de 24 de los ancianos contagiados - María José López - Europa Press

SEVILLA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ante las medidas anunciadas por el Gobierno andaluz de PP y Cs para combatir el impacto de la pandemia de coronavirus Covid-19 en los centros de personas mayores, como dar prioridad a este colectivo en las pruebas de diagnóstico rápido y abarcar a la totalidad de ellos, la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) ha reclamado "separar en edificios diferentes" a los residentes contagiados de los no infectados y que los ancianos que hayan sido eventualmente trasladados a un hospital por una dolencia ajena al coronavirus no regresen a sus geriátricos, hasta contar con un resultado negativo en una prueba de Covid-19

En un comunicado, FOAM ha lamentado que la Administración andaluza no adopte "las medidas necesarias y urgentes para frenar la proliferación del coronavirus en las residencias de mayores". "Se sigue insistiendo por parte de los responsables de la Junta en las mismas medidas que desgraciadamente han llevado a la dramática situación actual de nuestros mayores en residencias", avisa la entidad.

De las medidas adoptadas, según la FOAM, "solo parece un acierto la realización de los test rápidos, lo antes posible, a todos los residentes y a todos los trabajadores", si bien tal aspecto debe ir acompañado de la medida de "separar en edificios diferentes los sanos de los contagiados", dotar de más protección a las plantillas y no permitir el regreso al trabajo de los empleados contagiados "sin que previamente se les realice el test rápido para comprobar que están libres de virus".

Además, la FOAM reclama "aplicar igual procedimiento con el residente que sale del geriátrico a un hospital por una dolencia ajena al coronavirus o los trabajadores en cuyos domicilios se detecten casos de contagio.

La FOAM avisa además de que "medicalizar una residencia solo es bueno para prestar mejor atención al anciano contagiado, pero no frena la proliferación del virus", reclamando "evacuar siempre y lo antes posible" a los ancianos residentes a los espacios medicalizados expresamente para ellos, sin que dicha medida esté sujeta a vicisitudes o condiciones.