Publicado 01/07/2022 20:16

El Auditorio Rocío Jurado ve con "absoluta extrañeza" la decisión del Ayuntamiento de Sevilla y "no reconoce" la deuda

SEVILLA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La empresa encargada de la gestión del Auditorio Rocío Jurado de Sevilla ha señalado este viernes que ve con "absoluta extrañeza" la decisión del Ayuntamiento de Sevilla de rescindir del alquiler de dicho auditorio por un impago que la compañía "no reconoce" y que supone la obligación de tener que ser desalojado.

Así lo indica un comunicado emitido por la propia empresa, recogido por Europa Press, donde lamenta la publicación del acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla y donde ha advertido que no "va a renunciar a cuantas acciones judiciales sean necesarias para restaurar los perjuicios cuantiosos tanto material como inmaterial que la misma ha provocado".

"Hemos de manifestar la absoluta extrañeza del citado acuerdo, cuando, tras más de tres años de negociaciones con el Ayuntamiento, se está en plena negociación para solventar el conflicto y habiéndose tenido la última reunión la pasada semana tanto con responsables políticos como con altos funcionarios de la Administración", ha defendido la empresa.

Asimismo, ha asegurado que "sorprende la drástica decisión" del Consistorio, "pese a haberles acreditado la inexistencia de la deuda reclamada, el impago de facturas por conciertos celebrados por el Ayuntamiento en el Auditorio e incluso planteado la posibilidad de llegar a garantizar el pago de deuda reclamada, pese a su no reconocimiento, en aras de mantener la actividad, para Sevilla, sus conciertos y los puestos de trabajo.

"Lo inesperado e injustificado de la misma y por encima de todo, lo innecesaria dada la supuesta voluntad de ambas partes, para solucionar la situación sin provocar daños en la importante programación y en que los sevillanos puedan disfrutar de esta instalación", ha lamentado sobre la decisión.

Tras esto, ha apuntado que el Auditorio ha presentado un proyecto de ampliación y techado "con el beneplácito de los actuales gestores y los anteriores de un proyecto sin recursos públicos, solo con inversión privada, que solo beneficiaría a las necesidades de Sevilla para acoger grandes eventos durante todo el año".

Con respecto al mantenimiento, "aún correspondido al Ayuntamiento", ha afirmado que "se ha llevado a cabo por nuestra empresa", tras añadir que "no le corresponde el trato que con el acuerdo de hoy se pretende dar".

"Con independencia de continuar con la mano tendida para solucionar amistosamente la situación, pero sin dejar de defender nuestros derechos como empresa allí donde corresponda, seguiremos trabajando por y para Sevilla, en el bien entendido que tanto la Justicia como la razón están de nuestro lado, llegando a reclamar cuantas responsabilidades, administrativas, civiles y penales sean necesarias, tanto por acción como por omisión", ha trasladado.

Además, ha criticado que políticos y funcionarios municipales "han disfrutado de la generosidad de la empresa explotadora para hacer dejación de obligaciones e impago de espectáculos sin ningún tipo de apoyo a la empresa y sin cambiar su postura en tantos años de negociación".

"Han obligado únicamente a un pago total de la inexistente deuda sin reconocer la mala actuación, la realidad de la situación y la mala actuación municipal que incluso llevó a la empresa a la situación de concurso de acreedores, en la que el propio Ayuntamiento aparece sin la existencia de la deuda que ahora reclama", ha dicho.

Por último, la compañía ha defendido que sigue en la línea "que siempre se ha mantenido" de "defender los intereses culturales de Sevilla" pese "al nulo apoyo" del Ayuntamiento y para "mantener el calendario de conciertos programados".

"Manifestamos nuestro compromiso para solucionar la situación con el Ayuntamiento admitiendo incluso, llegado el caso, una deuda inexistente e injusta, en la cuantía que realmente corresponda, pero que evite una lucha entorno a una instalación fundamental para nuestra ciudad", ha concluido.