Publicado 02/11/2020 10:50CET

El Ayuntamiento de Sevilla esgrime ante Maeztu sus gestiones para "atajar" los cierres del castillo de San Jorge

Imagen de archivo de una visita del PP al Museo de la Inquisición
Imagen de archivo de una visita del PP al Museo de la Inquisición - AYUNTAMIENTO DE SEVILLA - Archivo

SEVILLA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, constata en una de sus resoluciones que el Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el socialista Juan Espadas, le ha trasladado que el cierre del recinto de las ruinas del antiguo castillo de San Jorge, otrora sede de la Inquisición, deriva de "problemas de filtración de aguas y olores provenientes del Mercado de Triana", esgrimiendo sus gestiones para "arreglar estas deficiencias" y "atajar" definitivamente las incidencias de este espacio cultural.

En su resolución, recogida por Europa Press, el departamento de Jesús Maeztu aborda una queja sobre "el estado de conservación del castillo de San Jorge y sus edificios aledaños", un recinto rehabilitado hace años para acoger el Centro Temático de la Tolerancia o Museo de la Inquisición.

Al respecto, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Sevilla, Álvaro Pimentel, reclamaba recientemente al Gobierno local "explicaciones convincentes" sobre los motivos del "enésimo cierre al público" de este recinto, siendo este extremo también objeto de diferentes críticas por parte del Grupo popular.

En su resolución, la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz expone que una vez consultado el asunto con el Ayuntamiento de Sevilla, el mismo remitió un escrito el pasado 29 de septiembre, dando cuenta de que "actualmente dicho equipamiento se encuentra cerrado al público por problemas de filtración de aguas y olores provenientes del Mercado de Triana, cuyas instalaciones se encuentran justamente encima".

OTRAS INCIDENCIAS

"Es intención arreglar estas deficiencias en el mercado para evitar, entre otras cosas, las continuas averías que se producen en el techo del Castillo de San Jorge y que obligan a cerrar el espacio al público", proseguía el Ayuntamiento en su respuesta, agregando que "dichos daños además causan desperfectos en los pasillos de madera por los que transitan los visitantes".

A tal efecto, la respuesta del Ayuntamiento a la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz explica que "para atajar dichos problemas y después de varios años de soluciones puntuales (pues en efecto el recinto acumula un largo historial de incidencias), se ha iniciado un proyecto de obra en el mercado que abarca también los desagües para solventarlos".

"De forma concreta, se están tramitando dos expedientes de obra, uno para sustituir la red de saneamiento y otro para mejorar la estanqueidad de las cubiertas, evitando así fugas de aguas y malos olores", agrega el Consistorio, ante lo cual la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz indica que "del contenido de la respuesta dada por la Administración se deduce la voluntad de realizar determinadas intervenciones de mejora y conservación en los inmuebles afectados".

Para leer más