Cámara de Cuentas se reorganizará para mayor eficacia, más carácter técnico y no descarta la empresa privada

Actualizado 23/04/2011 19:05:18 CET
El Consejero Mayor De La Cámara De Cuentas, Antonio López
EUROPA PRESS

SEVILLA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Cuentas de Andalucía reorganizará su estructura para dotarla de mayor eficacia y eficiencia, reforzar su carácter técnico, eludir el debate político y también reducir los tiempos y agilizar la elaboración de los informes de fiscalización, según ha anunciado el consejero mayor de la Cámara de Cuentas, Antonio López, quien no descartar en dicho rediseño que se pueda recurrir a auditoras externas de carácter privado en ciertas tareas de fiscalización.

En una entrevista con Europa Press, López, quien recordó que el ente fiscalizador es un órgano que funciona de manera colegiada y apuntó que el pleno "es el que debe aprobar los proyectos e informes, siempre en un clima de consenso y unanimidad a la hora de establecer criterios".

En ese sentido, ha precisado que se está planteando en el seno del pleno y está siendo objeto en el mismo, de forma que espera que dicha reorganización está ya efectuada para el plan de actuación de 2012, de forma que este año 2011 "acometeremos las medidas oportunas y servirá de año de tránsito".

"Hay que hacerla con suficiente rigor y conocimiento de causa, pensando cómo organizar los equipos, buscar la especialización y competencia profesional y hacerlo con tiempo para que en plan de acción de 2012 se pueda acometer con este nuevo diseño y estructura reorganizada", ha agregado.

López ha apuntado la necesidad de efectuar algunos cambios en la institución "para mejorar las cosas y poder hacerlas mejor de lo que se hacen" y ha indicado que una de las cosas que más le preocupa a la propia Cámara es su esfuerzo por "mejorar el trabajo y ser más eficientes y eficaces en lo que se está haciendo".

"Es bueno hacer autocrítica para que se produzca una revisión de cómo se hacen las cosas y en qué medida, con los procedimientos actuales se puede conseguir mejor los objetivos de la Cámara de Cuentas", ha agregado López, quien se muestra convencido de que "una reflexión nos llevará a mejorar los objetivos de aumentar la calidad, aunque los esquemas de trabajo son muy buenos, pero tenemos que sacarle el máximo rendimiento a los recursos humanos de la Cámara".

Ha precisado que en el seno del propio pleno de la Cámara de Cuentas se ha abierto un debate para reorganizar la estructura de la propia Cámara "que se reconducirá hacia dos grandes áreas como es el sector público local y el sector público autonómico".

Dicha reorganización supondrá "utilizar mejor los recursos de la Cámara y potenciar los servicios para desarrollar un poco mejor los trabajos".

LEALTAD INSTITUCIONAL

Por otro lado, López ha abogado por potenciar la "lealtad institucional" en la Cámara de Cuentas, que "existe pero que debe ser un valor asumido por consejeros y trabajadores, que deben ser conscientes de que están trabajando en una institución con una importancia muy grande en el control de la Administración andaluza y que debe tener un papel de servicio público para potenciar el trabajo de la Cámara y ser leales a la Institución".

"El objetivo de todos los miembros de la institución es evitar y eludir el debate político dentro de la Cámara y reforzar el carácter técnico como institución", ha agregado López, para el que "es un servicio público que debe reforzarse y orientarse hacia los ciudadanos, que son los que reciben nuestros informes, para que así vean que son útiles y que sirven que así los andaluces entiendan que se están utilizando correctamente los recursos".

López ha dejado claro que la Cámara de Cuentas "no está politizada, todo lo contrario, pero sí hay que poner unos valores y mantener como un principio y un valor la lealtad institucional por parte de todos los que formamos parte de la Cámara de Cuentas".

"La institución debe salir reforzada y además se debe reforzar el componente técnico, de forma que la gente perciba que la Cámara es un ente que hace trabajos de tipo técnico para evaluar que se está cumpliendo con la asignación adecuada de los recursos, en términos de eficacia y eficiencia", ha agregado López, para el que su principal preocupación es "utilizar adecuadamente los recursos humanos que tiene la Cámara, que son personas muy preparadas, pero para que tengan una organización diferente, que permita ser mejor utilizados y obtener mejores rendimientos, de forma que con los recursos que tenemos seamos capaces de incrementar la actividad".

EMPLEO DE EMPRESAS PRIVADAS

En ese punto, López no descarta que en la Cámara de Cuentas "en un momento dado se puedan incorporar más personal técnico a la institución porque se convoquen oposiciones y se saquen plazas o que incluso pueda venir personal procedente de otras entidades públicas".

En ese sentido, ha apuntado a otra vía, que está siendo usada por otros organismos como la Cámara de Cuentas de Navarra, que es la de "apoyarse en colaboradores y auditores privados en los que buscar apoyo para determinadas actuaciones y para colaborar en ciertas tareas de fiscalización".

"En función de las necesidades, así nos reorientaremos, dejamos todas las puertas abiertas", ha aseverado López, quien apunta "no tanto un incremento de personal, sino apoyarse en personal externo según nuestras necesidades de fiscalización, para acometer esos trabajos, bien trayendo gente de otras administraciones interesada en trabajos de auditoría o bien apoyarnos en empresas privadas de auditoría con cierta especialización en el sector público".

MAYOR RAPIDEZ

López ha reconocido que uno de los objetivos que se plantea el pleno de la Cámara es que esos informes sean "más oportunos", esto es, que la distancia entre el ejercicio fiscalizado y la fecha cuando ve la luz el informe sea el más corto posible".

De esta forma con esa mayor agilidad "se potenciará la utilidad e los informes" y ha apuntado que esa propuesta de reorganizar la estructura de la institución "va dirigida a que sus informes sean más oportunos, es una preocupación de todos los miembros de la Cámara y somos los primeros que debemos dar ejemplo de eficacia y eficiencia".

"Debemos analizar los circuitos, procesos y mecanismos internos a la hora de realizar los informes, pues hay esfuerzo por mejorar su calidad técnica, la oportunidad y utilidad de los mismos y así conseguir que éstos puedan ser utilizados por las instituciones para mejorar su desempeño y mejorar el buen gobierno, y para ello es necesario que no haya distanciamiento grande entre lo que ha sido objeto de fiscalización y las conclusiones", ha agregado López, que espera que algunos informes "puedan tenerse el mismo año que se encargan".

INTERINIDAD

Por otro lado, López considera que no deben existir "interinidades como la que ha existido en la Cámara de Cuentas,", puyes "es algo que no beneficia a la imagen de la institución ni es beneficioso".

Ha indicado que "quizás ha podido afectar en algo que se ralenticen algunos nuevos proyectos que se pensaban impulsar, a la espera de los nuevos nombramientos, pero el funcionamiento y desarrollo normal y cotidiano de la Cámara no se ha resentido, se ha mantenido la solidez y el soporte técnico de los trabajos".

"Debería renovarse en sus fechas para darle mayor consolidación a la propia institución y por un signo de continuidad democrática y no debería haber interinidades de este tipo, ni en esta ni en otras instituciones de extracción parlamentaria donde también ocurren y donde se dilata en exceso la renovación de los cargos", ha agregado.