Publicado 08/06/2020 14:26CET

Tussam recupera el cien por cien de su oferta y la demanda alcanza el 36% de la previa a la alarma

Un autobús de Tussam
Un autobús de Tussam - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

A fecha de este lunes, primer día de la fase tres del plan de levantamiento de las restricciones del estado de alarma decretado contra la pandemia de coronavirus Covid-19, la oferta de servicios de la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, alcanza ya el cien por ciento de su oferta previa al estado de alarma y a la reducción de horarios y expediciones acometida el 23 de marzo, con motivo de la notable caída en el número de viajeros.

Según lo previsto para este lunes, Tussam funciona así con todos los horarios y expediciones que tenía en vigor antes de la implantación del estado de alarma para frenar la pandemia, la consecuente caída en su número de usuarios y el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y la reducción de servicios promovida por la empresa para ajustar su funcionamiento a la citada tesitura.

En cuanto al número de viajeros cosechado por la empresa, después de que durante la fase severa del estado de alarma se redujese a apenas el siete u el ocho por ciento con relación a la demanda previa al estado de alarma, la semana pasada los autobuses de Tussam registraban un número de usuarios que significaba el 36 por ciento con relación al promedio previo al estado de alarma, superando el viernes la barrera de las 100.000 personas por primera vez desde la implantación del mismo, con un total de 103.387 pasajeros.

Además, la entidad ha emprendido los trámites para obtener la certificación de AENOR en todos sus vehículos en materia de prevención ante el Covid-19.

Desde este lunes, en cualquier caso, el aforo de los autobuses de Tussam es del cien por ciento en el caso de los asientos y dos personas de pie por metro cuadrado. Esto supone un máximo de 40 personas en vehículos de diez metros; 50 en vehículos de 12 metros; 60 en unidades de 15 metros; 75 en vehículos articulados y 115 en el tranvía, toda vez que el pago en metálico sigue suspendido y sólo se puede abonar el trayecto con las distintas tarjetas de contacto.

TUSSAM Y LA PANDEMIA

El estado de alarma decretado para frenar la pandemia de coronavirus Covid-19, que restringía los movimientos de la ciudadanía exclusivamente a los desplazamientos laborales o para la adquisición de productos alimenticios o de primera necesidad, motivó que Tussam experimentase una caída del 92 por ciento en su número de viajeros.

Más al detalle, de una oferta media diaria de 735.000 plazas, los autobuses de Tussam no estaban cosechando ni 25.000 pasajeros. Es más, según los datos recogidos por la empresa, la media de viajeros por cada vuelta y autobús se reducía a cinco personas los primeros días del estado de alarma.

Dado el caso, Tussam redujo su oferta desde el 23 de marzo en un 40 por ciento en los días laborables y en un 50 por ciento los fines de semana, toda vez que el metro de Sevilla y el Consorcio Metropolitano de Transportes ya habían reducido los servicios de sus trenes y autobuses interurbanos, ante la importante caída en el número de viajeros por las restricciones a los desplazamientos.

EL ERTE

En cuanto a la plantilla, cada empleado podía decidir entre acogerse a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) u optar por reducciones de jornada y el adelanto de días libres, descansos y vacaciones; figurando así en el último lugar del ERTE.

No obstante, fruto del levantamiento gradual de las restricciones del estado de alarma, Tussam levantó su ERTE el pasado 11 de mayo, primer día de aplicación de la fase uno del plan estatal de flexibilización de las limitaciones, anunciando la restitución progresiva de su oferta habitual de servicios.

Para leer más