Publicado 11/08/2020 13:54CET

Diputación de Sevilla aborda con 13,6 millones las consencuencias sociales de la crisis a través del empleo

SEVILLA, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Sevilla va a "poner en carga" siete millones de euros más destinados a reforzar las acciones que el organismo provincial está llevando a cabo para aminorar el impacto de las consecuencias de la Covid-19 en el empleo, ya que, según su presidente,
Fernando Rodríguez Villalobos, "los efectos de la pandemia en el empleo se están
dejando notar en los municipios y tenemos que reforzar las contrataciones en colectivos
de riesgo para evitar la exclusión social".

"Nuestra intención es que en septiembre se estén generando contratos de trabajo
a personas con economías precarizadas y, por eso, ponemos sobre la mesa ahora un
Programa de Prevención de la Exclusión Social extraordinario, que va a sumar estos siete millones de euros a los cinco millones que ya pusimos en abril pasado, al aprobar la convocatoria ordinaria de dicho Plan", ha afirmado en un comunicado.

En definitiva, son 12 los millones que la Diputación aporta para la lucha contra el desempleo, complementado por los 1,6 millones correspondientes a la cofinanciación de los ayuntamientos en ambas convocatorias del Programa, añade.

El anuncio de esta inyección adicional de fondos en formato de Programa de
Prevención de la Exclusión Social extraordinario --al que la comisión informativa ha dado
hoy luz verde y que la corporación aprobará el viernes, en un Pleno convocado
exclusivamente con este fin--, lo hacía Villalobos el pasado mes de julio, "tras recibir
numerosas peticiones en el ámbito municipalista con esta reivindicación".

"La incertidumbre ha llevado a muchos alcaldes a trasladarme su inquietud ante las cifras de desempleo que vienen registrándose en sus municipios". "Y frente a eso, y con la intención de que los alcaldes tengan estos recursos para contrataciones de personas en sus municipios en septiembre, hemos dotado este Plan de Empleo Extraordinario con fondos provenientes del 20 por ciento de nuestro superávit, que ya en su día el Gobierno nos permitió emplear en medidas de carácter social ante la pandemia", ha asegurado

La Diputación había aprobado en abril las bases del Programa para la Prevención de la Exclusión Social, por el que se concede apoyo financiero en régimen de concurrencia no competitiva a los municipios de la provincia, para la atención integral a las familias como prevención de la exclusión social ante situaciones socioeconómicas desfavorables.

Al agravarse la situación de crisis económica y social como consecuencia de la
pandemia, la demanda de este programa por parte de los municipios ha aumentado y, como respuesta, la Diputación continúa sus medidas de apoyo a las familias y colectivos vulnerables mediante esta convocatoria extraordinaria del Programa de Prevención de la Exclusión Social, para que los ayuntamientos puedan hacer frente a los nuevos perfiles de riesgo de exclusión post Covid-19.

Los períodos para estos contratos irán del día 1 de septiembre de 2020 al 28 de febrero de 2021 con un período de contratación mínima de 15 días y hasta 4 meses, y están
destinados a personas que, preferentemente, hayan sufrido una precarización en sus
economías como consecuencia del Covid-19.

Además, se reduce en cinco puntos la cofinanciación mínima municipal en el Programa
de Empleo extraordinario, con el fin de que las entidades locales no soporten un mayor
gasto, y los ayuntamientos concurrentes podrán incrementar su dotación correspondiente,
para aumentar el número de contrataciones. En esta edición extraordinaria del Programa se ha incrementado en 0,25 puntos los umbrales económicos referidos al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), de la unidad familiar, al objeto de que pueda acceder al mismo un mayor porcentaje de población.

Asimismo, solo deberán tenerse en cuenta los ingresos correspondientes a los últimos seis meses previos a la aprobación de las bases reguladoras del Programa, ya que se considera que éste es el periodo en que se han agravado las actuales circunstancias económicas a consecuencia de la pandemia.