Publicado 11/01/2022 12:51CET

Ecologistas exigen anular la licitación de una obra para el recrecimiento del embalse del Agrio en Sevilla

Archivo - Embalse del Agrio (Aznalcóllar, Sevilla)
Archivo - Embalse del Agrio (Aznalcóllar, Sevilla) - EUROPA PRESS - Archivo

SEVILLA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización Ecologistas en Acción ha exigido este lunes la anulación de la licitación de una obra para el recrecimiento del embalse del Agrio en la provincia de Sevilla porque aseguran que no está aprobada en la planificación hidrológica del Guadalquivir.

En un comunicado, los ecologistas apuntan que el río Guadiamar es un área estratégica para la mejora de la conectividad ecológica que pertenece a la Red Natura 2000, que "se verá gravemente afectada" si se ejecutase el proyecto de recrecimiento del embalse del río Agrio, afluente del Guadiamar.

Según explican, la alternativa de recrecimiento de ese embalse fue propuesta en el segundo ciclo de planificación hidrológica, pero "sólo se aprobó un estudio de las posibilidades de recrecimiento y ejecución de obras, con una inversión prevista de 30 millones de euros que se incrementarían en 20 más en el siguiente ciclo de planificación".

"Lejos de realizar ese estudio", aseguran que la propuesta ha vuelto a incluirse en el borrador de la nueva planificación hidrológica del Guadalquivir para el periodo 2022/2027, aunque ahora se trata en una ficha específica que se acoge a las exenciones que posibilita el artículo 4.7 de la Directiva Marco de Agua para las nuevas modificaciones físicas en aguas superficiales.

Por ello, en el periodo de información pública para la presentación de alegaciones a la propuesta del tercer ciclo de planificación hidrológica, Ecologistas en Acción ha presentado sugerencias al proyecto de recrecimiento del embalse del Agrio, subrayando "el perjuicio que ello supondría para al menos dos espacios protegidos integrantes de la Red Natura 2000, que son el Corredor Ecológico del Guadiamar y el Espacio Natural Doñana, y modificando hasta cuatro masas de agua superficiales para aumentar la capacidad de embalse e incrementar la garantía de demanda en al menos ocho hectómetros cúbicos".

"Se evidencia una clara intención de sustituir extracciones subterráneas para aliviar el cono de depresión generado en la zona de Los Hatos conectados con el Espacio Natural Doñana. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir necesita tomar nota de que en esta zona hay fincas denunciadas reiteradamente por extracción ilegal de agua y con sentencias firmes del Tribunal Supremo que instan al cierre e inutilización de las instalaciones de extracción ilegal, así como multas por afección del Dominio Público Hidráulico que no han sido aún pagadas", subrayan los ecologistas.

La organización muestra su preocupación al recordar que este embalse, con un volumen de almacenamiento inicial de 40 hectómetros cúbicos, tuvo problemas de avenidas en 1989 que se solventaron con unas obras de emergencia "insuficientes y deficientes" que redujeron su capacidad a 20,6 hectómetros cúbicos. Es por ello que entienden que su recrecimiento no respondería a las necesidades de la agricultura legal, de las masas de agua y de los espacios Red Natura 2000 y, por ende, "ni resuelve el problema de fondo del uso ilegal ni del de la sobreexplotación del agua en Doñana".

Ecologistas en Acción se va a oponer en todos los órganos de participación que se convoquen para parar este recrecimiento del embalse del Agrio, ya que creen que la medida no resuelve el problema de fondo del uso ilegal y la sobreexplotación del agua en Doñana.

Contador

Para leer más