Actualizado 23/06/2020 14:48:45 +00:00 CET

Espadas anuncia tres millones más para garantía alimentaria y otros tres del superávit para gasto social ante el Covid

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, interviene en los desayunos informativos de Europa Press Andalucía, con el patrocinio de Fundación Cajasol, Atlantic Copper, Cepsa y Laboratorios Vir
El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, interviene en los desayunos informativos de Europa Press Andalucía, con el patrocinio de Fundación Cajasol, Atlantic Copper, Cepsa y Laboratorios Vir - María José López - Europa Press

"El Ayuntamiento ha superado su particular test de estrés. Sevilla ha estado a la altura y ha resistido los envites"

Podcast Juan Espadas, alcalde de Sevilla

SEVILLA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha anunciado un aumento de tres millones en los fondos destinados a garantizar la alimentación de los ciudadanos, así como la puesta en uso del superávit del pasado año, después de haber conseguido reducir la media de pago a proveedores, con otros tres millones para gasto social con el objetivo de poder atender las necesidades generadas ante la pandemia provocada por el Covid-19.

Durante su intervención en los desayunos informativos de Europa Press Andalucía, con el patrocinio de Fundación Cajasol, Atlantic Copper, Cepsa y Laboratorios Vir, Espadas ha explicado que estos meses se ha conseguido abonar un total de 99 millones de euros a los proveedores, reduciendo el periodo medio de pago a 29 días, un plazo con el que la normativa estatal ya permite el uso del superávit obtenido, teniendo en cuenta que límite son 30 días.

"El Ayuntamiento sí ha demostrado estar preparado para superar su particular test de estrés y romper algunos moldes que en esta crisis se han puesto en cuestión", afirman, mencionando el pago a proveedores o la agilización de licencias, tras resolverse 600 expedientes en unas semanas, con 500 trámites de licencias y permisos, mientras que el 010 acumula más de 400.000 llamadas gestionadas. "Hemos sido capaces de tener una administración electrónica", concluye.

En este marco, ha avanzado que se va a comenzar a reutilizar el superávit en los límites que permite el Estado con una primera operación de tres millones para gasto social, aunque el objetivo es ir ampliando esa cifra. A ello se une que el contrato de verano de tres millones para garantía alimentaria se va a ver incrementado en otros tres millones de euros hasta fin de año, realizando un refuerzo de un millón de euros al mes hasta 2021.

"Hemos vivido un desastre por la pandemia, con saldo demoledor de pérdida de vidas humanas, y donde se ha demostrado el compromiso de una ciudad y Sevilla ha dado la mayor respuesta. Hemos estado a la altura y hemos resistido los envites", recalca el regidor, tras señalar que se queda "con imágenes, con sonidos del silencio en las calles de Sevilla, con el recuerdo de los que se fueron sin despedirse y con el esfuerzo de los que no se rindieron por los demás".

Para hacer frente a esta situación, subraya los 15 millones de euros "a pulmón" que ya se han articulado para hacer frente a la emergencia y pese a las "enormes pérdidas" de ingresos registradas en las arcas municipales, mientras que del Estado "sólo se han recibido 2,3 millones de transferencias". A esa cantidad, se sumarán los 8,7 millones que se prevén aprobar en un pleno la próxima semana modificación por la vía de la modificación presupuestaria para emergencia social, donde se incluyen los tres millones para garantía alimentaria, así como las cuantías que se puedan ir poniendo en carga con el nuevo plan de gestión del patrimonio municipal del suelo.

"Ya estamos empezando a usar el remanente para gasto social, pero aspiro a usarlo en muchos más proyectos y de muchos más calado", afirma, indicando que, "si se necesitan nuevas modificaciones, dependerá del escenario que plantee el Gobierno y que determinadas inversiones no computen en el déficit".

En este marco, destaca que la respuesta a la crisis desde Sevilla no ha sido fruto del esfuerzo de estos días sino de cinco años de trabajo, estableciendo un "escudo" social. Así, detalla que más de 60.000 personas han sido atendidas en las Unidades de Trabajo Social, 40.000 familias con las medidas de garantía alimentaria, además de contar con 5.000 dependientes atendidos o 5.000 menores a los que se les ha procurado alimentación. "Nunca pensamos que tuviéramos que hacerlo y, además, todo a la vez", reconoce.

Pese a todo, deja claro que "Sevilla trabaja siempre para sumar y encontrar acuerdos" y destaca la colaboración con el Gobierno y la Junta de Andalucía, yendo "de la mano". "Hemos sido un gobierno dialogante, leal, comprometido con las circunstancias y esto lo respaldan los ciudadanos", destaca.

INVERSIÓN SANITARIA Y SOCIAL, REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS Y EMPLEO

Espadas, cuya acción futura seguirá marcada por las bases establecidas en el Plan Estratégico Sevilla 2030, establece claramente cuatro ejes de inversión para la reconstrucción ante "los grandes retos" que pasan, en primer lugar, por destinar fondos a salud, al sistema sanitario, un marco en el que Espadas se ha puesto ya a disposición de la Junta, "y estamos esperando que contesten", para coordinar los protocolos sanitarios, de detección precoz y seguimiento epidemiológico.

El segundo eje estaría marcado por la asistencia social, tras cuadriplicarse el número de familias que necesitan atención alimentaria. Además, ve el Ingreso Mínimo Vital como una oportunidad de que los servicios sociales comunitarios "se reorienten y pasen de ser tramitadores a centrarse en la intervención".

El tercer eje sería el "reto del empleo, donde ve esencial la inversión pública y privada". "Hay que cambiar un poco el guión", afirma Espadas, que, tras pedir "recursos de choques y planes de otras administraciones", aboga por programas de inserción laboral que hagan que las personas se queden a futuro en esos puestos a futuro, con abordar la situación de titulados sin empleo y con trabajar de mano de la Universidad y las empresas.

En todo ello, ve clave la apuesta por la economía verde y la sostenibilidad, un ámbito en que además augura "una segunda oleada de peatonalizaciones, como en otras etapas de la ciudad", con el impulso al plan Respira y el "apoyo sin fisuras" al transporte urbano. Asimismo, plantea la transición energética como un reto, con la transformación digital, planteando "un potencial enorme, con el que mira a la Cartuja".

Por último, apunta a la rehabilitación de vivienda y la eficiencia energética como "el gran instrumento de financiación europea" en la ciudad, esperando que el Estado también plantee una línea similar, como forma de mejorar la habitabilidad y sostenibilidad de la ciudad, además de como forma de crear empleo.

Contador

Para leer más