Ismael Perea niega que robase dinero del Sector F de Almensilla y dice que confiaba en Mateos y "desconocía" el desfalco

A la izquierda de la imagen, Ismael Perea
A la izquierda de la imagen, Ismael Perea - EUROPA PRESS
Publicado: miércoles, 15 mayo 2024 13:50

Explica que pagaba siempre en metálico con el dinero guardado "en un estuche" y que firmó cheques en blanco para el tesorero

SEVILLA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Ismael Perea, exedil del PSOE, ex director del consorcio público Fernando de los Ríos y expresidente de la junta de compensación del Sector F de Almensilla, ha manifestado este miércoles ante la Audiencia de Sevilla, durante el juicio por el presunto desfalco de unos 2,5 millones de euros en las cuentas de la entidad; que "nunca" se apropió de dinero, que confiaba en el tesorero de la junta y que no era "conocedor" del robo de fondos admitido por el mismo.

Ismael Perea ha comparecido este miércoles como acusado en el juicio que celebra la Sección Tercera de la Audiencia, después de que en la primera sesión, el extesorero de la junta de compensación Julio Mateos, principal encausado, reconociese directamente los hechos que le atribuye el Ministerio Público; tras lo cual manifestó que lamenta lo sucedido y el hecho de haber "jodido" al Sector F y a los parcelistas que lo componen.

"Evidentemente, es culpa mía", enfatizaba, asegurando que le "gustaría poder hacer un retorno" del dinero desfalcado y perteneciente al colectivo de propietarios, pero él ha "perdido todo lo que tenía".

"Yo lo he perdido todo", aseguraba, señalando a los dos restantes acusados, Ismael Perea como otrora presidente de la entidad y el apoderado de la empresa Torrens Abogados Juan Carlos Navarro, para invitarles a que admitiesen también los hechos que se les achacan y compensen en lo que "puedan" el agujero económico dejado al colectivo de parcelistas, que entonces aprovisionaba dinero para acometer las obras de urbanización de la zona de chalés que constituye el Sector F y dotarla de suministros públicos como agua corriente, electricidad o gas.

LA RELACIÓN DE PEREA CON MATEOS

En este marco, Ismael Perea ha manifestado que antes de asumir la Presidencia de la junta de compensación del Sector F de Almensilla él ya conocía a Julio Mateos, --quien en 2015 remitía un correo electrónico reconociendo que se había apropiado de dinero de la cuenta mancomunada de la entidad--; porque cuando él tenía 15 años Mateos "ya era administrador" de la comunidad de propietarios de la urbanización donde residía su familia; además de que ambos "veraneaban" en la misma piscina municipal. Además, él llegó a presidir la urbanización Santa Iglesia, contigua al Sector F, una urbanización donde Mateos "era propietario".

Pero su "relación más estrecha", según ha precisado, era con el hermano de Julio Mateos, quien según la investigación, "prevaliéndose de su cargo de tesorero al estar autorizado en las cuentas de la entidad, se apropió o desvió cuantiosas sumas de dinero mediante cheques con cargo a la cuenta de la junta de compensación, incorporándolo a su propio patrimonio".

El juzgado instructor del caso, en ese sentido, considera que Julio Mateos se habría hecho con 1,63 millones de euros a través de la asesoría Asema, de la que era apoderado, "y en su propio nombre percibió cheques por importe de 282.102 euros, siendo consciente que no realizaba ningún trabajo remunerado para la junta de compensación".

En cuanto a Ismael Antonio Perea, señalaba la juez instructora del caso que "prevaliéndose de su cargo de presidente de la junta de compensación y al estar asimismo autorizado en las cuentas, retiró cheques al portador por importe de 301.695 euros"; atribuyéndole un presunto "enriquecimiento ilícito" de 156.766 euros "de común acuerdo con el tesorero de la entidad"; mientras Juan Carlos Navarro, apoderado de Torrens Abogados, bufete encargado del asesoramiento jurídico de la junta de compensación, habría cooperado igualmente en los hechos, según la investigación; facturando supuestamente a la junta de compensación servicios que no responderían a realidad alguna.

Al respecto, Ismael Perea ha asegurado ante el tribunal que él "nunca" se ha "quedado con ninguna cantidad" de los fondos de la junta de compensación, algo que asegura que viene defendiendo y defenderá "toda" su vida.

PAGOS EN METÁLICO MEDIANTE CHEQUES AL PORTADOR

Perea ha manifestado que como presidente de la junta de compensación, pagaba "mayoritariamente en efectivo" a las empresas o proveedores que prestaban trabajos o servicios para la entidad, llegando a asegurar que "nunca" realizó ninguna transferencia bancaria.

La mecánica, según ha detallado, era que comunicaba el gasto a Julio Mateos como tesorero y este "dejaba preparado un talón" al portador, que él recogía y "firmaba", para después cobrarlo en el banco y entregar el dinero a la empresa o profesional que había trabajado para la junta de compensación. Al punto, ha defendido la "transparencia" implícita en que él mismo firmase tales talones y ha negado cualquier "ocultismo".

Según ha profundizado, a la hora de estos pagos, llevaba "en un estuche" las cuantías "justas o muy aproximadas" que había cobrado mediante los talones al portador y una vez abonado el dinero a los proveedores, las escasas cuantías de "15 o 20 euros" que sobraban las devolvía "al estuche", negando así que se apropiase de ninguna cantidad.

Eso sí, ha explicado que dado que en ocasiones tenía que viajar "fuera" por motivos laborales, él "dejaba firmados" con antelación una serie de talones "para Julio" Mateos, al objeto de que hubiese disponibilidad de pagos "en caso de que hubiese algún tipo de problema" en su ausencia. Se trataba, como ha ahondado, de talones en los que él estampaba su firma, pero sin incluir cuantía alguna.

TALONES EN BLANCO

"Firmé varios de esos talones", ha dicho Ismael Perea asegurando que ya no recuerda si fueron "20, 14 o 26" los cheques de esta naturaleza que firmó en aquella etapa.

En ese sentido, ha alegando que "siempre" ha considerado que quienes trabajan junto a él lo hacen "de buena fe" y que si Julio Mateos "después disponía" para sí del dinero de la junta de compensación, él "no era conocedor" de tal extremo, con lo que ha negado que firmase ningún talón en favor de la asesoría Asema de Julio Mateos.

Se ha desligado, así, de tres cheques por un valor total de 750.000 euros cobrados de la cuenta de la junta de compensación en favor de Asema.

De otro lado, ha negado la tesis de Julio Mateos respecto a que él usase dinero de la junta de compensación para sanear su economía doméstica y formalizar una hipoteca. Perea ha manifestado que si recibió dinero de la empresa Aceitera Nueva Esparta, perteneciente a Mateos, fue porque había comunicado a este su "situación" económica y el tesorero le dijo que "sin problema" le "ayudaría" en lo económico, facilitándole según ha dicho fondos con los que levantar un embargo que afrontaba.

Contador

Leer más acerca de: