El pleno de Camas trata este miércoles el conflicto del colegio Raimundo Lulio con una moción conjunta

Publicado 25/02/2014 19:50:47CET

CAMAS (SEVILLA), 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Camas (Sevilla), gobernado por Rafael Recio (PSOE), celebra este miércoles un pleno ordinario marcado por una moción conjunta promovida por todas las fuerzas políticas de la corporación local; PSOE, IU-CA, PP y UPyD, relativa al colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Raimundo Lulio, cuya comunidad educativa protagonizaba recientemente una protesta a las puertas de la sede institucional de la Delegación provincial de la Consejería de Educación.

En el orden del día del pleno ordinario a celebrar este miércoles a partir de las 19,30 horas, recogido por Europa Press, figura en efecto una moción conjunta de todas las fuerzas políticas con relación al conflicto del colegio Raimundo Lulio.

El pasado viernes, como se informó entonces, unas 200 personas, todas ellas madres y padres de alumnos del colegio de Educación Infantil y Primaria Raimundo Lulio, perteneciente a Camas, protagonizaron este una protesta a las puertas de la sede institucional de la Delegación provincial de la Consejería de Educación.

EL CONFLICTO DEL RAIMUNDO LULIO

Y es que, pese a que el inicio del curso escolar 2013-2014 ha estado marcado por el estreno de la primera fase del nuevo edificio de este colegio, las instalaciones sólo albergan una línea de las dos que forman esta comunidad educativa, porque el nuevo edificio espera aún la construcción de las dos siguientes fases. Así, algo más de 200 alumnos cursan sus estudios en estas instalaciones que, no obstante, no cuenta con "comedor, teléfono, Internet o gimnasio", mientras los restantes 200 alumnos siguen estudiando en el antiguo edificio porque el nuevo espera aún nuevas obras para contar con una segunda y una tercera fase. "No a una educación a medias. No a un colegio a medias", reclama el colectivo de madres y padres de alumnos.

En el marco de esta movilización, y de las protagonizadas por el colectivo de madres y padres de alumnos del CEIP La Colina a cuenta del estado del centro, el alcalde ha enviado una carta al consejero de Educación, Luciano Alonso, sumándose a estas "protestas". Y es que, según el alcalde, si bien los niños de Camas "cuentan por lo general con centros dignos" en los que cursar sus estudios, "algunos de estos centros se encuentran en pésimo estado" como consecuencia de "un entramado de errores y medias soluciones", idea esta última que lleva al alcalde a avisar de que la comunidad educativa del CEIP Raimundo Lulio está "cansada de aceptar estas medias soluciones".

"LOS PROBLEMAS SE MULTIPLICAN"

Porque, ante el estreno de "un nuevo centro que debía acabar con las carencias" de las viejas instalaciones del CEIP Raimundo Lulio, las familias "comprueban indignadas que los problemas se multiplican". En ese sentido, el alcalde considera que las comunidades educativas de los colegios Raimundo Lulio y La Colina "tienen suficientes motivos" para las movilizaciones y protestas.

Para el alcalde, la situación de estos dos centros es sencillamente "insostenible" y ya "no es admisible escudarse tras la crisis económica para eludir nuestras responsabilidades". "Mi responsabilidad como alcalde es realizar las gestiones necesarias para que la Consejería solucione estos problemas", defiende el primer edil, en esta carta recogida por Europa Press, manifestando su "apoyo" a las comunidades educativas, su compromiso de ejercer como "altavoz" de las reivindicaciones de estos colectivos y la demanda de que medien "soluciones y planes de acción inmediata".