Podemos pide que Parlamento rechace propuestas de reforma constitucional que vaya a formas asimétricas de Estado federal

Publicado 20/12/2015 11:02:47CET

SEVILLA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de Podemos Andalucía va a defender este martes una proposición no de ley (PNL) en el último Pleno del año por la que pide que la Cámara autonómica manifieste su oposición a cualquier propuesta de reforma constitucional que conduzca hacia formas asimétricas de Estado federal "que ignoren el hecho histórico cierto de que Andalucía ya ha ejercido su derecho a decidir y lo ha hecho decidiendo no ser como las demás, sino como la que más".

Merced de esta propuesta, recogida por Europa Press, la formación de Teresa Rodríguez pide que el Parlamento andaluz declare "su más firme compromiso con la defensa del patrimonio constitucional andaluz".

Además, en virtud de la iniciativa, la Cámara autonómica instaría al Consejo de Gobierno de la Junta a "permanecer vigilante en la defensa de las competencias y, en general, del patrimonio constitucional andaluz, tanto frente a los intentos recentralizadores, como frente a las propuestas asimétricas que excluyan a Andalucía".

"SER COMO LA QUE MÁS"

Para defender la propuesta, Podemos recuerda que el 4 de diciembre de 1977, apenas se supo que País Vasco, Cataluña y Galicia serían reconocidas como nacionalidades históricas, con Parlamento propio y estatutos aprobados en referéndum, un millón y medio de andaluces salieron a la calle para exigir igual trato en la futura Constitución española. "Nuestros emigrantes expandieron este deseo de autonomía y de justicia social por Cataluña, Madrid o Euskadi hasta convertir la autonomía andaluza en una cuestión de Estado", recuerda para añadir que "ese día, Andalucía reivindicaba lo que hoy llamaríamos su 'derecho a decidir', que quería ser como la que más, no como las demás, sino como la que más".

Podemos señala que esta movilización ciudadana "sin precedentes" cambió el rumbo constituyente ya que en la nueva Constitución habría nacionalidades y habría regiones como estaba previsto, pero habría también una cláusula constitucional --el artículo 151--, "infame en sus exigencias, pero que permitía la conversión en nacionalidad de lo proyectado como región".

Y, por segunda vez, señala Podemos, las campanas de la historia sonaron en Andalucía, porque el 28 de febrero de 1980, "a pesar de la campaña del Gobierno, el pueblo andaluz no sólo fue el único del Estado español que utilizaba la cláusula infame, sino que además ganaba la autonomía plena en referéndum".

"Después (y tal vez a causa de) vino el golpe de Tejero, el 'café para todos', la Loapa y el borrado paulatino de la diferencia nacionalidad/región, que culminaría con la llamada sentencia del Estatut. De otra forma dicho: después y tal vez a causa del 4D y del 28F vino el llamado estado autonómico que hemos conocido hasta hoy", señala.

En este sentido, explica Podemos que lejos del modelo federal alemán o norteamericano, "el estado autonómico, en síntesis, ha significado el reforzamiento de la centralidad de Madrid" y que "lejos de la innovación y la modernidad, el estado autonómico ha significado el mantenimiento de privilegios anacrónicos y vestigios del pasado".

Además, para la formación morada, "lejos de la igualdad política, el estado autonómico no ha sido capaz de prescindir de la circunscripción electoral provincial", así como ha causado "desigualdades civiles como las que se dan en materias como las uniones de hecho, la función social de la vivienda, o los derechos sucesorios; o de agravios sociales como los índices de inversión en I+D o en educación, o la contabilización por Madrid como recursos propios de valor añadido generado en la periferia".

Ha incidido en que en estos meses preelectorales se ha abierto con más fuerza que nunca el llamado debate territorial y se vislumbra una alternativa al estado autonómico que consiste en una reforma constitucional para federalizar las autonomías que ya existen, "maquillar el Senado como si mudásemos el vestido a un maniquí y, por supuesto, incluir una mención especial a Cataluña".

Podemos advierte de que dado que Euskadi y Navarra ya tienen sus haciendas propias y sus "menciones especiales", el Estado quedaría con "el actual estado autonómico con todos sus anacronismos y disfunciones, más un pacto entre nacionalidades históricas y el resto de España, resto en el que se incluiría a Andalucía".

"Frente a este intento, no puede olvidarse que el pueblo andaluz es el único del Estado español que ha ejercido constitucionalmente su derecho a decidir y que ha expresado en referéndum su vocación de autogobierno. Es el patrimonio constitucional andaluz", defiende la formación morada.

Y es que, destaca, hay que subrayar posición constitucional ya adquirida por Andalucía, "la existencia del pueblo andaluz es democráticamente incuestionable, porque ha sido el único que de manera diferenciada exigió el derecho a decidir y lo ejerció constitucionalmente para adquirir la autonomía plena" y su Estatuto "ya tiene rango de Constitución federable".