Publicado 05/08/2016 17:20CET

La Policía Local de Bollulos teme su "desmantelamiento" tras las declaraciones del alcalde

BOLLULLOS DE LA MITACIÓN (SEVILLA), 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

La sección sindical del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España-Andalucia (Sppme-A) ha manifestado que teme que se esté "intentando desmantelar" el cuerpo de la Policía Local tras las declaraciones del alcalde de Bollullos de la Mitación (Sevilla), Fernando Soriano (IU-CA), y ha rechazado que la plantilla se niegue a realizar todos los turnos o que existan cuatro agentes de baja.

Según ha informado Sppme-A en un comunicado, tienen constancia de que sólo hay un agente de baja y cuatro de vacaciones, rechazando así las declaraciones de Soriano.

En cuanto a los turnos de la plantilla, motivo del conflicto entre los agentes y el gobierno local, ha afirmado que se han negado a realizar "exclusivamente aquellos servicios extraordinarios que son de carácter expresamente voluntarios". Así, ha señalado que los turnos ordinarios se están llevando a cabo con "total normalidad" por los agentes.

"En los servicios extraordinarios, un agente 'vende' su tiempo libre voluntariamente para cubrir los servicios para los que es requerido y que resta para estar con su familia y a una debida conciliación. Actualmente se ha alcanzado el punto en que resulta insostenible por el hartazgo en la plantilla, ya que fueron medidas tomadas ante la reducción de 17 a diez componentes", ha expresado el sindicato en un comunicado.

Con el supuesto incumplimiento del compromiso de servicios de 24 horas por parte de la Policía Local, el Sppme ha indicado que ya existía tal incumplimiento previo del Ayuntamiento "no sólo en este sentido, sino en varios puntos establecidos en el calendario y que dejaban servicios descubiertos por falta de previsión y mala planificación por parte de la Jefatura".

De este modo, los representantes sindicales han sugerido a la Corporación la posibilidad de cubrir las vacaciones de los agentes mediante policías de otros municipios, a lo que dicen que el concejal de Seguridad se negó.

Con respecto a los trabajos para la elaboración de la valoración de puestos de trabajo, el sindicato ha informado que se han recurrido las "irregularidades" que se han observado en la misma, por estar completamente alejada a lo que marca la legislación vigente, por ser elitista y multidefectuosa.

"El Gobierno Local prefiere que se atiendan las llamadas telefónicas a que haya una patrulla en la calle vigilando el pueblo. Todo ello concejal de Seguridad de forma unilateral y sin negociación previa, suponiendo un ataque gravísimo a los derechos de los trabajadores, imponiendo el cuadrante antes mencionado donde presta servicio un solo policía por turno", ha dicho el sindicato.

Al supuesto aumento de sueldo de 700 euros por agente y que supondría un gasto añadido de 150.000 euros, han asegurado que "ni se pretende tal cantidad, ni el supuesto incremento de salario de 10 agentes daría ese gasto anual".

Por todo ello, la plantilla de la Policía Local ha considerado que esta situación se trata de "una represalia ante la negativa de los policías a realizar los servicios extraordinarios y para dar la falsa sensación de seguridad al atenderse las llamadas telefónicas".

"Mucho nos tememos que esto sólo sea el principio de una estrategia de desmantelamiento del servicio de Policía Local, como está ocurriendo en otros municipios de la provincia, y para lo cual se usa como chivo expiatorio y se señala como causa del problema a la propia policía", ha concluido el sindicato.