Actualizado 01/10/2012 21:14 CET

Quiosqueros valoran la reunión con Consistorio, que analizará alternativas de negocio para aumentar las ventas

SEVILLA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Vendedores de Prensa 'Híspalis' ha valorado positivamente el encuentro mantenido este lunes con la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, después de una petición realizada al respecto por este sector, al objeto de analizar su situación y la revisión y creación de impuestos en torno a su actividad de cara a 2013. Así, ha asegurado que el Consistorio se ha mostrado interesado en estudiar las propuestas de negocio presentadas para ampliar las ventas en estos establecimientos y que éste se ha comprometido a repercutir una de las subidas mínimas que se estaban barajando.

Según ha informado a Europa Press el presidente del colectivo, Rafael García, el Consistorio hispalense se ha mostrado en el encuentro "muy receptivo" a las propuestas planteadas por el sector y ha insistido en que las tasas relacionadas en la propuesta de borrador de ordenanzas fiscales "no se aplicarán", un borrador que apuntaba a una subida general de entre el tres y el cinco por ciento, además de aumentar, dependiendo del sitio donde se encuentren, hasta un 30 por ciento para aquellos ubicados en zonas turísticas o en vías de primera línea.

Así, desde el Ayuntamiento se les ha trasladado que el aumento será el mínimo entre los número barajados, descartando los datos globales planteados en el borrador, algo que el colectivo ha acogido favorablemente. "Estamos mucho más tranquilos, porque el sector no podría soportar importantes incrementos tributarios dada la situación existente", indica García, que apunta a la crisis económica, el notable descenso de ventas y el trasvase de clientes de prensa a los medios digitales, entre otros.

Ante esa coyuntura, los vendedores de prensa apuesta por introducir nuevos elementos en sus negocios para atraer clientes, algo que "permitiría aumentar los ingresos y, paralelamente, los ingresos de la Administración por tributos". Entre las alternativas, que asegura el Ayuntamiento ha valorado, se encuentra la recaudación de impuestos a través de los quioscos, el establecimiento de puntos verdes o limpios --identificándolos con el reciclaje de baterías de teléfono o toners de impresoras, entre otros--, así como la colocación de dispositivos con pantallas publicitarias.

"Gastamos actualmente entre unos 500 o 600 euros mensuales en pago de impuestos y no podemos aumentar más esa cantidad, porque supondría el cierre de muchos negocios", agrega, tras recordar que existen unos 1.300 establecimientos en la provincia, de los que la mitad están en Sevilla capital.