Publicado 05/11/2020 15:48CET

Villalobos prevé un presupuesto "expansivo" con más gasto no financiero y remanentes por la regulación estatal

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos
El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos - JESUS BARRERA/DIPUTACIÓN DE SEVILLA - Archivo

SEVILLA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Sevilla, el socialista Fernando Rodríguez Villalobos, ha asegurado este jueves que el proyecto presupuestario de su institución para 2021 será "expansivo" para hacer frente a la nueva crisis derivada de la pandemia de coronavirus Covid-19, contando con mayor montante para gastos en servicios, ayudas o proyectos y con los remanentes acumulados desde 2012.

Villalobos ha informado de que la próxima semana presentará al conjunto de los grupos políticos de la institución provincial el documento de los nuevos presupuestos de la misma, así como al Consejo Económico y Social de la Provincia. "La tarea ha sido constante para encontrar el máximo consenso posible con el resto de formaciones políticas que integran el pleno y cumplir el compromiso que adquirimos con ellos de traer cuanto antes las cuentas ya modificadas y adaptadas al nuevo escenario", ha señalado el presidente.

Y es que el proyecto de nuevos presupuestos fue reformado dada la reciente decisión del Gobierno central de suspender las reglas fiscales para este año y 2021, una suspensión que también afecta a la obligación legal de destinar el superávit presupuestario a la reducción de deuda bancaria, salvo en las excepciones regladas.

Dicha decisión, recordémoslo, llegaba después de que el Congreso de los Diputados tumbase con el voto en contra del PP, Vox, ERC, JxCat, Compromís, BNG, PNV, EH Bildu, Coalición Canaria, UPN, la CUP, Foro, Nueva Canarias, PRC y Más País, el decreto estatal orquestado para que las entidades locales que se adhiriesen voluntariamente al mismo cediesen sus remanentes a la Administración del Estado a modo de préstamo, tras lo cual se les realizaría un ingreso de al menos el 35% de la cuantía aportada, siendo el resto devuelto en un plazo de diez años.

Los nuevos presupuestos provinciales, según Villalobos, serán "acordes a la difícil coyuntura", o sea "unas cuentas expansivas, centradas en las necesidades de la gente y con los ayuntamientos como actores principales y corresponsables a la hora de ofrecer respuestas a sus vecinos y vecinas". "Serán los presupuestos más municipalistas de la historia de esta institución", ha defendido.

Con la supresión de reglas fiscales, según ha dicho, "el escenario ha cambiado para mejor", porque gracias a ello la Diputación puede "contar con mucho más músculo en el gasto no financiero para inversiones y mayores dotaciones" destinadas a los municipios. "Hasta ahora, la Ley de Estabilidad cercenaba la posibilidad de destinar muchos de nuestros recursos financieros a inversiones, pero en el nuevo escenario, el incremento en ese apartado será notable", ha asegurado Villalobos.

Junto al "importante crecimiento del gasto no financiero en el presupuesto", el presidente ha adelantado también que "la supresión de las reglas fiscales trae consigo poder usar los remanentes de tesorería que llevaban años depositados en los bancos y que se convertirán también en recursos adicionales que compartiremos con los municipios sevillanos".

Los presupuestos de la Diputación para este año, actualmente en marcha, contemplan gastos por valor de 469,22 millones de euros, pero 105 millones de euros quedaban reservados a gastos financieros y el montante disponible para gastos corrientes, servicios, obras, programas e inversiones quedaba en 365,4 millones de euros declarados como gastos no financieros, cifra a su vez rebajada a 302,32 millones
por la regla de gasto estipulada por la legislación estatal para las administraciones públicas.

De tales 302,3 millones de euros, las nóminas de la plantilla de la Diputación, sus cotizaciones a la Seguridad Social y todos los aspectos relativos a los trabajadores de la casa coparían más de 131 millones.